Budapest

Budapest – 19.03.2011

la gymkana era Bratislava-Pandorf, Pandorf-Nickelsdorf, Nickelsdorf-Hegyeshalom, Hegyeshalom .-Budapest Keleti pu, llegando a las 09:00am

cada trayecto fue de 1 hora, Pandorf no es nada, una casetilla en medio de un campo de molinos, aquí esperé unos 40 mintuos a mi siguiente conexión, Nickelsdorf era más pequeña aun si cabe, ahí debía esperar el ultimo trayecto….. el cual no existía

al mirar el muro con los horarios Nickelsdorf – Hegyeshalon (estación fronteriza Eslovaquia – Hungría) era sólo 1 parada, y era en el mismo tren en el que venía, por tanto no debí haberme bajado allí

Al hombre de la estación le pareció rarísimo que un mochilero se bajara ahí, en medio de la nada, al ver que me había bajado por culpa de una conexión fantasma, hizo algunas llamadas, pero no había mucha opción…el próximo tren era en 2h, y la distancia hasta Hegyeshalom era de 6kms, lo mas sensato era caminar

el camino no tenia perdida, era ir por la calle, siguiendo el cableado de los trenes, asi que me dispuse a andar…la opción del autostop se me vino a la cabeza, la carretera por donde iba era de 1 carril por sentido, no muy transitada, pero bueno, se hizo el intento


quizás 45minutos pasaron donde camiones, camionetas y coches vacíos pasaron sin hacer ningún amago de parar…en el momento en que estaba por desistir, un coche pequeño con un montón de cosas dentro paró, y como pude, le hice entender que iba a Hegyeshalom, por suerte la mujer que conducía iba al mismo sitio, asi que puse mi mochila con cuidado de no aplastar toda la bollería que tenia en los asientos traseros, y comenzamos a andar unos 15 minutos hasta que me dejó en la entrada de la estación


esta conversacion no tiene desperdicio, ajajajjaja

obviamente ya había perdido mi conexión, al ir a la estación intente saber el próximo a Budapest, era en unos 30 minutos, en la oficina pregunte si debía pagar suplemento, pero no me entendió, asi que decidí arriesgarme y subirme, a ver que pasaría…

por suerte nada pasó porque era un tren normal, asi que con un vagón lleno, llegué 1 hora mas tarde de lo presupuestado a Budapest

Llegué a la estación y lo primero fue buscar las taquillas (que están en la planta baja) comer algo y cambiar dinero, (50€ = 9000 florines), ahí hay mucho malandrin con los cambios supuestamente mejores, pero ya las pintas de los personajes te repelen, llegan a ser cansinos, al igual que los que ofrecen alojamiento o taxi, allí me encontré a una pareja de chilenos, dudé mucho si eran o no, hasta que vi los billetes de “pesos” jajaja, nos saludamos y me recomendaron algunas cosillas.

al salir de la estación, el clima era nublado y todo bastante gris , aparte de unas obras que estaban haciendo en toda la zona, yo, chico listo, me puse en contacto con la embajada de Hungría, los cuales me dieron toda la info y mapas que necesitaba sin tener que ir a ninguna oficina, asi que dejándome guiar por los mapas, me planteé ir a la zona norte, para luego estar todo el día por el sur, los puentes , etc. en el camino me encontré con el Varosliget, uno de los parques de la ciudad, que alberga uno de los relojes de arena más grandes del mundo, su contenido tarda 1 año en pasar al otro recipiente, y fue inaugurado en el 2004 cuando Hungría pasó a ser parte de la EU

lo más destacable al norte es la plaza de los héroes, la cual forma parte de un conjunto patrimonio de la humanidad, la plaza central recibe estatuas de los fundadores del reino magyar en el siglo IX, y en su centro se encuentra la estatua del ángel gabriel, como alegoría al sueño de San Esteban el 1º rey húngaro, sueño que recomendaba la coronación de éste y la cristianización del reino.

La plaza se comenzó a construir en 1896 para los 1000 años de la fundación del país, y acabada en 1929, plaza la cual recibe eventos sociales, conciertos, etc.

tras de esta plaza se encuentra el castillo de Vajdahunya, el cual es una copia de un castillo rumano, que si bien solo fue construido para una exposición, luego acabo construyéndose de verdad, y ahora alberga el museo de agricultura, allí también se encuentra la estatua del “anónimo”, posiblemente del rey Bela III, al cual se le atribuyen los primeros libros y escritos sobre los antiguos húngaros, sobretodo basados en leyendas. Ésta, como muchas estatuas en todo el mundo, posee la creencia de que si se toca da buena suerte, asi que…a frotar la pluma

saliendo de ahí volví a pasar por la plaza de los héroes, y cruzar la sala de exposiciones y el museo de bellas artes, descansé un momento en sus escalinatas, compre los souvenires correspondientes, y comencé a bajar por la avenida Andrassy, pasando por la ópera, la cual estaba abierta pero me pareció cara para visitar, y bajando un poco mas, esta la basílica de San Esteban, con acceso gratuito pero a pagar si se desea subir a las columnas

me dediqué a rodear la basílica, un poco para verla en su esplendor, además de escaparme de los que estaban pidiendo dinero, serian las 14:00h cuando un grupo captó mi atención, y tachaaaan, sorpresa! era el punto de reunión de un tour gratuito, asi que en un ratillo comenzamos a andar

seriamos más de 20 personas, y bajamos desde la basílica a la zona de bares, el barrio judío, el punto de los enamorados, estatua al policía magyar, academia de ciencias, el puente de las cadenas, el castillo de Buda, la iglesia de San Matías, hasta finalizar nuestro recorrido en las tabernas de los laberintos, en lo alto de las colinas

el clima seguía siendo gris, aunque no llovía, serian las 5-6 pm pero claro…en Hungría y en Invierno, asi que la luz era poca, decidí bajar de la colina y bordear todo el Danubio por uno de sus lados pasando por sus puentes y por las termas Geller, hasta subir la colina del mismo nombre (con cierto temor para ser honesto ya que poca gente se mueve en invierno y sola por ahí) para alcanzar la estatua de la libertad, la cuan conmemora la liberación húngara; ahí merece la pena descansar y mirar a la ciudad desde lo alto.

comencé a ir hacia el centro, cruzando los puentes y bordeando el Danubio ahora por su otra orilla, en la cual me encontré a la niña de Budapest, otra estatua, la princesa de Budapest, otra con historia y leyenda de volver a la ciudad si la tocas, y subir finalmente hasta el Parlamento, sin hacer antes un alto en Internet, cerca del barrio judío con su sinagoga, la 2º más grande del mundo después de la de Jerusalem.

ya comencé mi camino hacia la estación, el tren salía a las 2315, así que con calma me dirigí hasta allí, dedicando los últimos minutos a recargar baterías y a esquivar a los mismos pesados de cambio de dinero que estaban por la mañana; en la espera di con 2 españolas que venían de Bosnia y ya se regresaban a España, así que compartimos tren (que dejaban mucho que desear) , charlamos un poco y nos dormimos…pero no por mucho

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s