Dondetemetes con….Israel Mediero

Bajo el nombre de Israel Mediero quizás mucha gente no caiga…pero si os digo del responsable del movimiento “JUMPJUMPJUMP – Saltarines por el Mundo”, seguro que si! Israel se sube a esta rueda de entrevistas, en la cual conoceremos más sobre este blogger sin blog, el cual esperamos que llegue algún día…ya sabemos que salta, y mucho, pero que mas?

016

  1. 1.    A que te dedicas/dedicabas antes de empezar a viajar? Con que edad fue tu primer viaje, y donde? Cuéntame un poquito

Ingeniero de Teleco de formación, reciclándose en especialista en Transporte y Ciudades Inteligentes a ver si consigo encontrar la quimera de estos últimos años… UN EMPLEO.

De todos modos, si me preguntas cuál era mi ocupación antes de empezar a viajar, te diré que me dedicaba a jugar, pintar, esperar la hora del recreo,… porque desde muy pequeñito mis padres a su manera, mi inculcaron la pasión por los viajes, y eso que a mi madre las grandes aventuras (bueno, ni las pequeñas) le gustan demasiado. Y a pesar de ello, ahí que nos fuimos de camping los tres (yo tendía 2-3 años), cada uno con su mochila  y poco más (nada comparable con lo que terminamos llevándonos años después).

Sin embargo, el punto de inflexión en mi locura con los viajes se puede decir que comenzó en el verano que me fui a estudiar a Irlanda, allá por el año 1997.

008

  1. 2.    Aunque todo sitio visitado te deja una experiencia, dime uno al que no volverías y por qué? expectativa muy alta? Alguna mala experiencia en la ruta….

En mi opinión no hay ningún lugar que no merezca ser visitado y hasta de las peores experiencias siempre se puede sacar una sonrisa o una anécdota que recordar. Quizás a mí eso me pasó con el viaje que hice a Túnez (entendiendo Túnez lo que significa para un fan de Star Wars…).

Mi chica me regaló para mi cumpleaños un viaje al país del norte de África para pasar el fin de año en el desierto. La ocasión era perfecta y venía en un momento ideal, pero quizás por tratarse de nuestro primer viaje organizado o porque tuvimos mala suerte, volvimos con muy mala opinión del país y de sus habitantes. Nunca me he sentido más como un “billete con patas” que esos días (y eso que hemos estado en Turquía)…

Lo que más pena me dio fue llevarnos una imagen equivocada del país, y eso ha tenido como consecuencia la reticencia a viajar a otras zonas “parecidas” como Marruecos, Argelia, Libia,…

009

  1. 3.    Que problemas sueles tener antes de hacer viajes? Me refiero discusiones con la familia por no quedarte quiet@ o por el destino escogido , incompatibilidad con el trabajo, viajar sin la pareja, viajar con los hijos… ¿Cómo los has solucionado?

Mi familia, a pesar de los miedos que todos los padres supongo que tendrán cuando su hijo les da la noticia de que se va de vacaciones con 4 amigos sin prácticamente dinero y con un billete de tren, siempre me ha apoyado y nunca me ha puesto ninguna pega. De hecho, yo creo que, en cierto modo, ellos están encantados con que yo pueda conocer sitios que ellos, por diferentes motivos, no han podido visitar nunca. El mayor problema que he podido encontrar quizás ha sido la poca flexibilidad que tenía en el trabajo para pedir las vacaciones. Siempre tenían que ser en Agosto y nunca eran seguras casi hasta el mismo día de irme, lo cual obligaba a hacer muchas cábalas para comprar los billetes o reservar cosas con la antelación suficiente, sin tener que donar un riñón para pagarlo.

002

  1. 4.    Y durante el viaje? Has tenido alguna situación que te haya hecho estar al límite y plantearte volver? (te hayas enfermado, te hayan robado el dinero…) volviste a casa?

Situaciones límites como tal no, pero siempre hay momentos más difíciles y tensos. Por suerte la salud, salvando el tema de picaduras (que en mi caso son especialmente llamativas) siempre me ha respetado. Sin embargo, si hablas con algún amigo mío te recordará a anécdota del tren de Budapest. Te pongo en antecedentes…

Nosotros estábamos de interrail y viajábamos desde Polonia hasta Croacia, Bosnia,… Como ese día teníamos un viaje muy pesado, decidimos reservar unos asientos en el tren que partía desde Budapest, aunque suponía gastarnos el presupuesto reservado para ese día. Sin embargo, cuando llegamos a nuestro compartimento todos nuestros sitios estaban llenos. Intentamos hacerles entender a todos los “okupas”, que estaban sentados en “nuestros” asientos y tenían que levantarse, pero ellos hicieron lo que aquí se denomina “los suecos”.

Después de unos minutos, conseguimos encontrar en el mismo vagón a una chica húngara de la Oficina de Turismo, con la que habíamos coincidido el día de antes en otro tren y que hablaba perfectamente español. Tras una protocolaria conversación en húngaro por parte de la chica, nos explicó que se habían enterado perfectamente lo que les habíamos dicho, pero a excepción de un chico, los demás no se iban a mover y tendríamos que esperar en el pasillo con las mochilas a que pasara el revisor para que los levantara (lo cual podía tardar 5 minutos como 3 horas).

Visto lo visto, decidimos meter presión y fuimos metiendo nuestras mochilas de 25 días en el compartimento con el incordio que eso les suponía. Así conseguimos ahuyentar a otros dos en una primera tanda y después de unos minutos, también conseguimos levantar a la mujer que quedaba. La victoria ya era nuestra, nuestros 5 asientos ya estaban vacios y podíamos entrar gracias a que, a excepción de un hombre (al que llamaremos a partir de ahora “El Pescador”), se habían largado. Sn embargo, no se sabe muy bien porqué, me puse a comprobar cuáles eran realmente nuestros asientos y para su desgracia, mi asiento era el que ocupaba El Pescador. Lo más cuerdo y lógico habría sido pasar por encima ese pequeño detalle y haberme sentado en el otro asiento, pero en aquel momento, me pareció una afrenta personal.

Asi que ni corto ni perezoso, mientras que el resto estaban ya aposentados, yo me quedé en el pasillo esperando al revisor. Y eso parece ser que a nuestro invitado especial no le gustaba mucho, puesto que cada vez que yo abría la puerta del compartimento para hablar con mis amigos, él la cerraba. Y entonces yo la abría. Y él la cerraba. Así hasta que en un momento de locura transitoria, me encaré con él, al más puro estilo muflón y le dije mi única aportación a la lengua de Shakespeare de todo el viaje:

–       This is my seat, and the door is open. If you have any problema, go out…

–       (A lo que él me respondió unas palabras en un perfecto húngaro, que como es lógico, no entendí)

–       QUÉ NO ME HABLES EN CHIQUITISTANÍ- le grité en un castellano de Chamberí

Después de unos segundos en los que El Pescador dudó de cómo podía terminar todo aquello, decidió retirarse al pasillo y esperar al revisor para verificar que ese asiento que le estaba reclamando, realmente era mío. ESPAÑA 1 – HUNGRÍA 0.

004

  1. 5.    Qué sorpresa más surrealista has tenido en un viaje?

Las palabras surrealista y viajes siempre que la escucho juntas me acuerdo de mi amiga Lorena. Ella sola daría para escribir un libro entero de situaciones surrealista que ya quisiera el mismísimo  Dalí, pero eso se lo deja a ella (y a sus derechos de autor).

Pero si tengo que quedarme con una mía, destacaría aquél día que me dejé (sí Noelia, lo reconozco ahora 6 años después) olvidada una cámara en un mirador de la Capadocia (Turquía), y no nos dimos cuenta hasta casi 2 horas después y 150 km de diferencia. Decidimos volver porque no estábamos seguros de dónde se podía haber quedado y al menos, teníamos que agotar todas las posibilidades posibles. Y después de rebuscar por todo el mirador, nos decidimos a preguntar a uno de los vendedores que había en la zona como última opción. Y ahí fue donde nos quedamos ojipláticos, puesto que el hombre nos indicó que claro que la había visto y se la había dado al guía de un grupo de viajeros españoles que había pasado por allí porque pensaba que sería de alguno de ellos, pero que no nos preocupáramos porque ahora mismo llamaba a su primo e iba a buscarla. Nosotros todavía flipando por la situación nos miramos el uno al otro sin saber si todo eso era real o nos estaban tomando el pelo, pero después de 30 minutos y 2 tes (a los que nos invitaron) después, la cámara volvió a nuestra manos, sana y salva. Surrealismo sí o no???

011

  1. 6.    Dime 3 destinos donde tienes pensado ir pero que aún no estés planificando pk son proyectos a largo plazo

Decidirme por 3 sitios es muy complicado, pero si no tuviera que tener en cuenta temas económicos y de tiempo, sin duda alguna elegiría:

–       Australia – Nueva Zelanda para recorrerla en una furgoneta Volkswagen y aprender hacer surf en las aguas del Océano Pacífico

–       Japón para poder apostar todos mis ahorros a favor de Asashoryu en un combate de sumo, mientras que me pongo hasta arriba de sushi

–       Antártida, para poder hacer el JUMP (https://www.facebook.com/groups/jumpjumpjump/) más lejano de la historia

Aunque si me preguntaras por uno en el que he estado que repetiría sin duda alguna, ése sería Islandia. Creo que me enamoré de esa Isla…

013

  1. 7.    Que 3 cosas no pueden faltar en tu equipaje?

He de decir que soy muy de llevar cosas “por si acaso” por lo que mi equipaje-mochila suele ser la más grande de todos (yo me justifico en que mi ropa ocupa mucho, pero la verdad es que llevo cosas para 2 personas), pero si sólo me pudiera llevar tres cosas me quedaría con unos buenos pantalones cortos y unas zapatillas deportiva, la cámara de fotos (con suficiente batería y tarjetas de almacenamiento) y unas cuantas guías de viaje (creo que soy guiaviajeroadicto, si es que existe esa enfermedad).

015

  1. 8.    Viajar a veces te hace pasar por alto ciertas “comodidades” tipo la habitación privada, el baño privado, la falta de internet…. ¿Qué comodidad es a la que más te cuesta renunciar? / ¿alguna de ellas es del estilo, “no sin mi…..” ¿pues ya está! A q ha sido fácil?

Yo no necesito muchos lujos, pero la verdad es que cuando uno tiene un baño privado se agradece  y sino que se lo pregunten a mis amigos. Pero últimamente me ha surgido una necesidad, que debo reconocer que antes era algo opcional que se utilizaba para comprobar los fichajes del verano y poco más y ahora es casi vital. Estoy hablándote del WIFI. Casi me atrevería a decir que ahora mismo es lo primero que pregunto en cuanto me dan la llave de la habitación… INTERNET no siempre ESTÁ IN THE AIR!!!!!

Gracias Isra! a seguir saltando por el mundo, y que el movimiento no pare!, recordad quer si teneis fotos saltando por el mundo, compartirlas en Facebook, en el Grupo y Twitter

6 comentarios

  1. Genial!; … genial genial … … la verdad que mi mente ha creado una cara tuya bufando al tipo del compartimento en el tren … y seguro que se acojonó de verdad …

    El tema de la cámara … joder que suerte !!! … ¿no se habían hecho fotos? … si yo encuentro una cámara, lo primero que hago es mirar las fotos y la segunda hacerme fotos al culo y tal …

  2. Que grande Isra!! Hejeje solo imaginar la cara del Pecador escuchandote decir No me hables en Chikitistani, me parto de risa, jajajaja.
    A nosotros nos pasó exactamente lo mismo en Túnez que a ti, pero cuando fuimos a Marruecos con el pensamiento de qye era igual, nis llevanos una grandisina sorpresa, era todo lo contrario salvo un par de tiendas de la medina de Marrakech, por eso nos soprendió tanto Marruecos, tan cerca y tan diferente, y por eso te animo a que la visites.

    Un fuerte abrazo a los dos, entrevistado y entrevistador!!

  3. Muchas gracias amigos. Ya conocéis algo más de lo que hay detrás del “pirado de los saltos” jajaja
    Diego, gracias por darme la oportunidad de abrir mi caja de recuerdos viajeros…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s