Los 8 peores momentos dentro de un avión

¡Qué gran invento!, el avión, nuestro amigo y compañero que nos ha ayudado a descubrir el mundo con más o menos comodidad, con más o menos retrasos o con más o menos espacio entre asiento y asiento…

Si bien el grueso del tiempo que pasamos dentro de él, es una monotonía absoluta, cuando entramos a esta embarcación, las posibilidades de que suceda algo curioso, diferente, agradable son altas…pero así también las no tan gratas, así que siguiendo en la linea, añado al post de Las 8 cosas que odio de ir al aeropuerto, las 8 cosas más incómodas que pueden sucederte dentro del avión

1) Buenos días…buenos días…

Eres un@más de una lista interminable de ganado que pasa delante de los ojos del personal de cabina, donde esos saludos con la vista perdida hacen que sea muy frío, aunque eso suele pasar sobretodo en las lowcost, pero diametralmente opuesto a aerolíneas tipo Emirates o Qatar, que con esos peinados, esos uniformes, esos gorritos…y esas sonrisas, te hacen sentir EL pasajero.

2) El de la maletita

Luego de pasar el momento saludo, toca avanzar por los pasillos hasta tu sitio…pasillo que de siempre es del ancho de una persona humana…pero que algunos pasajeros no saben sobretodo al querer pasar una maleta de 20k como bolso de mano, y que o te machaca el pie, o te come todo el espacio en tu compartimento y toca dejarla en otro…y si te has olvidado de sacar algo para entretenerte, te tienes que aguantar.

3) Ni chicha ni limonada: (ni ventana ni pasillo)

Has avanzado por ese campo minado lleno de bolsas de mano, carteras, paraguas, troleys de niños y demás artilugios que obstruyen tu camino hasta que llegas a tu butaca…y el mundo deja de ser de colores…acabas de tener un asiendo en el centro al medio de una fila de 3 o en alguno de los centros del de 4… será un viaje largo (por suerte cuando vuelo mis idas al baño son casi cero).

4) Niños

Te acomodas en tu asiento…cabreado por no tener ni ventana ni pasillo, sacas tu libro, tu MP3 u hojeas la carta de comidas o la de seguridad a bordo, más que nada para no descargar tu ira contra el resto de la tripulación, y mientras, con el rabillo del ojo, miras por el pasillo a los que vienen acercándose y deseando que no te fastidie ya del todo

Señores ó señoras corpulentos, familias con bebés, grupo de viaje de fin de carrera, entre otros, suelen ser los que intentas alejar de tu mente, y que piensas: “quizás tengo suerte y no se sienta nadie al lado”…pues NO, no ha habido suerte 😦

Tengo más paciencia con señores mayores que con niños, creo que es uno de los sonidos más desagradables que hay: el llanto de un bebé, sobretodo por que si ya ha comido, tomado agua, puesto ropa fresca y cómoda , hecho caca, pipí y sacado los eructos, no sepas como callarle ni el motivo, y eso agobie a los padres…y también a los pasajeros cercanos.

5) Ronquidos

Si tengo la suerte de librarme de los niños, seguro habrá un señor que ronque como si no hubiera mañana…
Aquí no vale lo de: “tengo la respiración fuerte”, anda ya!, roncas como un oso y punto.

Por suerte tengo el móvil con músi…. me queda poca batería.
Por suerte compré tapo… están en la maleta, en el compartimento, de unos 10 asientos más alla ya que quien ronca se trajo sobre equipaje y la amable azafata que me sonrió al principio me cogió la maleta y la puso donde le salió del moño.

Mátame camión.

6) Del viaje y otros anuncios:

Soy malo para dormir en los vuelos por muy largos que sean, y creo que eso me beneficia por el tema jetlag, así que intento matar el ocio con las pelis, series, música o lo que tenga a mano, y en esos hipotéticos casos que llegue a dormirme, tengo un sueño muy ligero, el cual se puede esfumar con cosas tipo:

DING!: Estamos a 20,000 pies… (como si son 10,000, déjame dormir…)
DING: Hace sol (Ya lo veo por la luz que me entra desde la ventana…)
DING: Tiempo de vuelo son 20 horas y hora de llegada será a las 8am hora local (Hijo mío, créeme que eso lo se desde que compre el pasaje, no me tortures)
DING: Estamos pasando por encima de tal sitio….si miras a vuestra derecha veréis tal cosa… (lo peor es que muchos hacen el sonido de Ohhhhh si, allí al fondo detrás de toda esa niebla…)

Sin contar esos DING que no son de turbulencias, ni de encendido de cinturón que no sabes qué significan pero ahí están, dando la brasa.

7) Me lo quitan de las manos

Creo que ha cambiado en los últimos años ya que recuerdo volar con SwissAir en 2000 a Italia, y luego del carrito de la comida, venia el de los perfumes, el de los regalos…pero bueno, era algo discreto

En vuelos de Ryanair he tenido la suerte de oir casi como cantaban para bingo, el rasca y gana, la tarjeta de llamadas de Ryanair, y demás merchandising que si lo haces con gracia, pues mira…pero no suele ser el caso

8) Sáquenme de aqui!

Se toca tierra, se apagan las luces de mantener abrochado el cinturón, y empieza el caos por salir de esa nave, hayan pasado 1 hora en un puente aéreo o 20 en un vuelo a Australia…y lo peor es que si bien sabes que por mucho que te apresures, no podrás salir antes que el resto, la psicosis de salir se te contagia, resultado: estás 10 mintos de pies con cara de poker esperando a que la famosa cola empiece a moverse.

Creo que desde que entro hasta que salgo de un avión no hay nada que me moleste que me haya dejado fuera de la lista…¿Cuá añadirías tu?

15 comments

  1. jajaajajajjajajajjajajajaja, comparto el punto nº4. Nunca se me olvidara mi viaje a Cuba, me toco con un niño que no paro de llorar en toda la noche…..avión con luces apagadas, tapadita con tu manta, una almohada para hacer tu cabezadita mas cómoda…. y el llanto de un bebe, al principio te da pena, luego desespera!!!
    Añadiría como punto gracioso el que se duerme y coge tu hombro
    como punto de apoyo para dormir… jajajjajajajja 🙂

    Me ha gustado tu post! grandes anécdotas que acompañan cada viaje.

  2. Tener a un señor corpulento a tu lado que se suene los mocos mientras comes, que no te toque la ventana, pero que el tipo la vea con cara de odio a la luz y la cierra de golpe, eso si, que tampoco es que me quiera dejar el puesto >-<

    A propósito, es mi primera vez por aquí pero tu blog se ve realmente interesante quizá me veas mas por aquí 😉

    http://Www.somostres.hol.es

  3. diego, es muy simpatica tu forma de escribir y tan detallista que para los que no hemos tenido esa experiencia, nos sentimos como tus compañeros de viajes.

  4. Genial! Me encanta la lista, son todos taaan reales… A mí en el último vuelo me tocó un idiota que iba viendo pelis en la tablet a todo volumen y sin cascos, y para colmo eran de guerra. El resultado… Me quedé medio dormida y en un momento me desperté que pensé que estaban tiroteando a alguien ahí mismo.

    Un abrazo!

  5. Aquí va alguna de las cosas que aborrezco cuando viajo en los aviones: los pasajeros mal educados que suben al avión sin ducharse desde hace días; los que se cortan las uñas de los pies con un cortauñas y dejan volar los trozos restantes de sus uñas a la cabeza o al plato de los demás pasajeros, Ir a los baños y que estén llenos de los pises, compresas, tampax y papel higiénico usado que los pasajeros/as guarros/as dejan por el suelo en vez de depositarlos donde deben, Que en los baños siempre haya colas interminables, Los pasajeros alcohólicos, borrachos pesados o drogados estilo Melendi que hacen que los vuelos tengan que desviarse para dejar al susodicho pasajero en tierra. La estrechez de los asientos, el dolor de cuello, la sequedad del ambiente….Los lloros de los bebés que SIEMPRE me tocan delante, detrás o al lado y que después de 10 horas berreando, se duermen cuando quedan 3 minutos para aterrizar..La comida de los catering de la mayoría de compañías aéreas…. Y además comparto casi todos los puntos que has indicado ¿Qué te parece Diego? 🙂

  6. A mí no me molesta que el personal de vuelo dé los buenos días, así que cambiaría tu número 1 por pesados que se ponen a ligar contigo… y no tienes cómo huir!!! La virgen, hubo uno el año pasado en un vuelo a Cagliari que estuvo esperando a que entrara todo el mundo para cambiarse de asiento y ponerse a mi lado… Cuando fui a Casablanca, tuve que salir corriendo del avión porque el tipo de detrás quería hacerme de guía… y en otro vuelo, huyendo de un nº5 (señor que ronca como un jabalí), el azafato me sentó junto a otro especimen ligonus maximus que me acabó de dar el viaje… de Guatemala a Guatapeor…

    1. Jajajajaja pero crees que realmente dan los buenos días? si ni te miran a la cara cuando pasas!

      Que va, yo no tengo historia de ligoteos…tendré que campiar de perfume! jajajaj, me imagino que es igual de desagradable eso que la señora que te cuenta en todo el vuelo que va a ver a su familia y te enseña fotos

      Gracias por leer!

      1. Ah, sí, te dan los buenos días si tú también se los das a ellos. De esta manera, en Xania me llevaron en coche los azafatos de Ryanair del aeropuerto a la ciudad, por ejemplo. Y no hablemos de snacks y bebidas. Supongo que saludan como un disco rayado porque nadie se molesta ni en mirarles a la cara, pero si pruebas a entrar con una gran sonrisa y a ser tú el que saluda primero… aaah, la cosa cambia… 😉

  7. Jajaja muy buenos, aunque tengo que decir que discrepo con lo de los DINGS! Jajaja yo soy de los frikis que le gusta saber por dónde vamos o qué tiempo hará al llegar 😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s