El sur: Djopivogur – Jökulsarlón

El recorrido por el sur de Islandia comienza al salir de esa casa de huéspedes cerca de Djopivogur, ciudad que radica su importancia por el inicio de los fiordos del este hacia el norte y por los barcos que viajan a Papey, la isla de los Puffins, los “Frailecitos”, que son la ave representativa del país. Octubre ya no es temporada.

La acampada debía sería en Höfn , me separaban unos 80 kilómetros, pero hacía calor y no había viento, además de pendiente a favor, por lo cual el descanso de la noche anterior ayudó mucho a ese tramo.

DSC_0216_640x426 DSC_0220_640x426

Entre medias sólo naturaleza y poca gente, las montañas de Stokksnes y una playa negra a su lado era lo más importante, y sí, era una gran imagen la de esa zona tan alejada, tan desolada, pero a su vez tan llena de vida natural y paz.

20150923_105937 (Copy)

Pedaleando por ahí se puede tener la sensación de haber cambiado totalmente de lugar, ya que la visión de las montañas y de un terreno mucho más agradecido con el viajero, se aprecia en toda su extensión, no como en el desierto la noche anterior… además de que no hacía el clima penoso de antes.DSC_0224_640x426

Si bien había un camping de pago en esa ciudad, no fue difícil encontrar sitio unos cuantos kilómetros al oeste, de forma de ahorrar distancia hasta la siguiente parada. Jökulsarlón.

Al día siguiente el clima no empeoró demasiado, por lo que había que aprovechar, sólo eran unos 70 kilómetros hasta una de las metas del viaje, Jokulsarlon, pero en el camino tomé un desvío que fue toda una sorpresa.

El desvío lleva a una zona del glaciar Skalafellsjokull, que lo separa de la RR una ruta de montaña bastante larga, unos 30 kilómetros, así que con un poco de morro intenté hacer vida social con los turistas que estaban en la zona de descanso, lo cual creo que por la bici no fue difícil ya que todos te preguntan “¿vienes solo?” o “¿desde dónde vienes?”, por lo que la suerte nuevamente corrió de mi parte, y me uní a un grupo que tenían sitio en el coche, la bici se quedó en el parking.

20150923_124521 (Copy)

DSC_0244_640x426 DSC_0262_640x426

La subida es dura y pronunciada, mucho bache y mucha zona inundada con barro, además de que si algún coche venía en sentido contrario, el espacio no era mucho para dos, por lo que el ascenso era lento, pero seguro.

DSC_0294 (Copy)

En el camino se siente el frío del glaciar, pero nunca sabes lo que te vas a encontrar a la curva siguiente, y si bien el paisaje hacia atrás era precioso, el que nos encontraríamos más adelante iba a ser todo un espectáculoDSC_0265_640x426

Una planicie blanca de la cual salía vapor de lo fría que estaba, una llanura que no se le veía fin y se confundía con el horizonte, difícil pensar mirando el mapa, que esa inmensidad era sólo un pequeño brazo del gigantesco glaciar.

La carretera F985 acababa según decía el GPS en un restaurant, y vaya si tenía razón, de hecho esa pequeña cabaña daba la impresión de que en verano alquilaría motos de nieve, ya que estaban ahí sin amarras, sin cadenas.. pero nadie cerca, sólo hielo.

DSC_0279 (Copy) DSC_0280 (Copy)

Más de una hora pasamos en el glaciar, y la verdad es que invitaba a quedarse mas tiempo, pero ni ellos ni yo teníamos intenciones de alargar mucho la estancia, ya que ellos seguían al este y yo al oeste,  pero el tiempo allí alejados de todo y con un ruidoso silencio fue un auténtico placer.

20150923_124453 (Copy)

Comenzó a nublarse e iniciamos el descenso, pero a los pocos minutos nuevamente salió el sol y un tímido arcoiris se formó a poca distancia, eso sí, muchos más buses en la zona de descanso, y la bicicleta obviamente seguía ahí.

La putada de la bici es que NO tenia patita para poder aparcarla en cualquier sitio, por tanto siempre tenía que dejarla o apoyada en alguna pared o algún poste o árbol, más que nada por los transportines, que me impedían dejarla tumbada en el suelo.

40 kilómetros faltaban para la laguna glaciar, y a mi parecer, fue el tramo más agradecido y personalmente más espectacular del viaje.

DSC_0267_640x426 DSC_0307_640x426

Si bien vas bordeando montañas y ves los glaciares a “pocos” metros, nunca te esperas que casi por arte de magia aparezca Jökulsarlón, casi como un espejismo en la carretera, donde si bien logras percibir el frío en la cara, el encontrarte con esas masas de hielo flotando ante tus ojos, es una visión increíble, eso sí, llena de buses y coches como era de esperar.

20150923_152643 (Copy)

Mi alegría no era fácil de disimular, y mi primer gesto fue ir al baño a ponerme varias capas de ropa encima, de forma de plantar el trípode en la orilla de la laguna y grabar mi “hazaña”.

Fue una de las primeras imágenes que tuve meses atrás, al comenzar mi plan de viaje, y pude realizar prácticamente una copia de ella.

12115678_414669255390687_1216709879662526823_n

La sensación de nadar en esas aguas congeladas no se puede explicar ni con palabras ni con imágenes, de hecho, merece un post por si solo ya que es era una de mis cosas pendientes de hacer antes de morir, nadar en aguas congeladas, por lo que os lo cuento todo aquí.

Una vez vestido y recuperado, volví a la RR pero no por mucho , ya que a pocos metros cruzas un puente y te encuentras una playa negra con bloques de hielo varados en la orilla, sin duda una imagen con un gran contraste.

20150923_154227 (Copy) 20150923_154300 (Copy) 20150923_154325 (Copy)

Al volver al parking inicial, comí un poco ya que me notaba algo agotado, por suerte el chorizo picante vino de fábula, así que mientras todos los turistas se agolpaban allí , yo estaba en mi momento ZEN hasta la próxima parada a sólo 10 kilómetros, Fjalsarlón, la hermana pequeña de Jökulsarlón, que tiene la particularidad de no ser tan masificada como la primera, en donde se puede apreciar sin ruidos y ajetreos, esas enormes masas de hielo, y con más suerte, ver focas nadando entre los témpanos.

DSC_0319_640x426 DSC_0326_640x426 DSC_0341_640x426

Otra meta conseguida!

2 comments

    1. Hola Zenaida! Gracias por leer! Pues si, es un país que merece mucho la pena, para ver cosas que no tenemos ni en centro Europa ni en Latinoamérica y que con buen tiempo y criterio puede ser más barato de lo que parece
      No lo dejes pasar!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s