Yadz e Isfahan

DIA 8
La llegada a Yadz, fue puntual, 0430 y en la estación….luces a lo lejos que indicaban que el pueblo no estaba tan cerca como pensábamos, así que entramos a la estación, y no había ni Dios, por lo que avanzamos por la carretera hasta que empezamos a ver algunos taxis, el regateo tuvo lugar unas 5-6 veces, finalmente lo cogimos por 30.000IRR (algo mas de 1 €).

Balal, el couchsurfer, que es dueño de un hostal, al no poder alojarnos, nos dijo que podíamos quedarnos en su hostal de manera gratuita, el Orient Hostel, muy céntrico, de hecho al lado de la mezquita, por lo que entramos, dejamos  nuestras cosas e intentamos dormir un poquito mas

A las 9am ya estábamos en pie, así que comenzamos nuestra ruta por la ciudad vieja, con primera parada “Jameh Mosque” y a su lado el hermoso Duomo del Bogheh -Ye Sayyed, mausoleo de 700 años de antigüedad, donde descansan los restos de Sayyed, importante figura del Islam de la región.

siguiendo por las estrechas y vacías calles, se puede llegar a la plaza del centro donde está la prisión de Alexandre y la tumba de los 12 Imanes, y a su lado la oficina de turismo.

Seguimos por el centro hasta el final de la calle principal, para ir a la “fortaleza de los leones”…un camino largo, de hecho cruzando las carreteras y prácticamente saliendo del pueblo…pues era una especie de templo , uno de los pocos que quedan del Zoroastrismo, religión de la zona antes del islam, y una de las primeras en establecer la idea de un único Dios.

en el templo no había absolutamente nada, de hecho parecía un colegio, en el cual al fondo, una especie de zona de oración, ahí una chica se nos acerco y nos contó lo que era, sino…aun estaríamos en la duda. al salir el hombre que nos llevó nos pidió dinero… a los gritos de “dolar” no hicimos caso, de haberle dado dinero, tendría que haber sido a la chica.

Bajamos hasta  el Amir Chakhmaq, un enorme edificio, tipo mezquita pero sin duomo desde donde se puede ver Yadz, si es que tienes la suerte de verlo abierto. bajo la construcción un bazar…nosotros al entrar vimos 2-3 puestos abiertos de kebabs….la verdad es que al ser fin de Ramadan pensamos que habría mas jaleo en la calle….y no fue así

las calles casi vacías se adornaba con unas niñas que jugaban por las calles con coloridos vestidos y pañuelos…ademas de algunas banderas colgando de los arboles, todo lo demás….cerrado.

volvimos al hostal, y tuvimos problemas:  que si nos habíamos registrado, que teníamos que pagar 1 noche….y nosotros con cara de poker diciendo, que no, que Balal no lo conocían, etc etc…. y los ánimos se iban caldeando, nos pedían los pasaportes y demás, y nosotros cada vez de mas mala leche.

llamo a Balal, por suerte a la 2da llamada me lo coge, le cuento y me dice: no le hagas caso! a lo que obviamente le dije que como que no le voy a hacer caso si están dando problemas, así que finalmente les pasé el móvil y hablamos con el.

una vez en la habitación descansamos, comimos, y al rato vino uno de los trabajadores, muy amable a pedirnos los pasaporte para hacer un registro y que nos los traía al momento….. pero ya nos habían amargado el día, pero sobretodo que el pueblo estaba muerto, y no había aparentemente nada mas que hacer.

hicimos maleta y nos fuimos a la estación de buses, cargamos dinero en el móvil  y buscamos por el siguiente a Isfahan, y  justo llegamos cuando se había ido….pero la gente del terminal lo llamaron, y a los 10 mins el bus volvió a por nosotros

en el camino hablando con couchsurfers para confirmar el alojamiento , finalmente sería una chica llamada Samaneh, “goldfish” en couchsurfing, así que nos pusimos en marcha.

El viaje es mortal, la ciudad es enorme y ves que el bus anda anda y no acaba nunca!

En la terminal comimos algo rápido, mientras buscábamos un taxi hasta la casa de Goldfish, claro, al ser de noche parecía que esto quedaba lejísimos, y la verdad es que su casa quedaba bastante cerca del centro, pero el taxista no fue muy hábil con la búsqueda del piso, de hecho pasamos minutos yendo de un lado a otro buscando su casa, y no dábamos con ella. finalmente todo se cuadró y tras un portón apareció Samaneh

nos instalamos, empezamos a charlar, y todo iba bien hasta que me dice: “ah pero que no eres español? me has mentido y no te voy a alojar”…el silencio se hizo en el salón y le dije: si te lo dije, y si no t lo dije, está puesto en el perfil que se supone debes leer”…pasaron 5 minutos de discusión y la cosa no tenía buena pinta, hasta que decido ponerme de pie, ella nos dice que llamará un taxi que nos venga a buscar y de repente nos suelta: que es broma!!!!

ni puñetera gracia! nos lo hizo pasar bastante mal, además creo que fue uno de los días donde más cansados estábamos, y no estaba el horno para bollos, como se suele decir, así que nos fuimos a dormir.

DIA 9:
amanecimos pronto, entre el ruido de la casa, la luz y el planning de ruta, ya que Isfahan tiene bastante que ver, o eso dice la guía

Con las indicaciones de Samaneh, cogimos el bus que nos llevaba al centro, bastante lleno y todas las mujeres atrás, y lo mas raro es que nos preguntaban cosas : “señora, no me ve que no soy de aquí??? ”

nos bajamos en la plaza de Iman Khommeini, (que original) y nos fuimos hasta el Museo de historia natural , el cual mención especial a las reproducciones de dinosaurios en sus entradas, y al Palacio Chehel Sotun, el cual era usado para eventos y recepciones, donde sus “40 columnas de madera” daban la  recepción a embajadores de la época.

Dentro hay piezas de la historia de Isfahan, ademas de unos frescos impresionantes que reflejaban la actividad y la vida de entonces.

Desde ahí nos fuimos al Iman Square, una enorme plaza con jardines, duomos, fuentes y mezquitas, decorados con carrozas que paseaban a los presentes y en todo el contorno de la plaza, puestos del bazar de Isfahan

La primera parada, el Palacio Ali Qapu, ofrece unas vistas generales de la plaza desde lo alto, la siguiente , la Iman Mosque, es una de las más bellas del país, ademas de tener una acústica increíble en el centro de ella bajo la cúpula, y la siguiente mezquita, la de Sheikh Lotfollah, la cual es considerada una de las más bellas, ademas de ser donde nos pidieron fotos 🙂

Salimos de allá en dirección de la Jameh Mosque, no mucha indicación, y bastante lleno de gente, ahí dimos con una pareja italiana (que ya habíamos visto en Palacio)y compartimos un momento de descanso y charla.


De ahí pasamos a comer, arroz, kebab, cerveza de limón y poco mas….no llegamos a 90,000IRR así que por 4 euros ya estábamos servidos, y al poco rato nos llamó Samaneh para comer…(hace mas de 1 hora que le habíamos dicho de quedar y no contestó)

en el camino increíblemente nos encontramos con las Polacas, hablamos un rato (buscaban Internet) y nos despedimos yendo a buscar a nuestra anfitriona, la cual estaba cabreadisima por no quedar con ella para comer…(chica, si no dices nada, no te esperaré 2 horas) iba tan cabreada que apenas nos habló e iba siempre 1 paso delante nuestro, de hecho nos dejó en el puente de Si-o-Seh y al rato nos dijo que se iba a casa, que nos veíamos en la zona cristiana tipo 18hr.

De hecho al cruzar el puente, decidimos quedarnos en el césped charlando y descansando, toda la gente con sus mantas y sus picnics, asi que no fuimos menos.

al ratillo fuimos a la zona cristiana, al sur/oeste de la ciudad, bastante cerca de la casa de Samaneh, fuimos a las iglesias de María, de Belen y su Catedral, (muy gores los frescos internos! con imágenes de “infieles” que eran sádicamente asesinados ) y la llamamos para que viniera con nosotros ya que en la zona hay muchos cafés y bares.

 

la espera la hicimos con 1 granizado por más de 1h, ella nunca nos contestó, pero Ignacio por suerte reconocía mucho la zona, y tras patear un poco, encontramos su casa, al decirle que estábamos en la esquina de su calle, casi nos mata, que eso le podía traer problemas….

ya se nos había cruzado esta chica, no dijo nada, no pidió perdón, simplemente hizo ojo por ojo, así que nosotros a nuestra bola, nos hablaba 2 frases, nos arreglo el bus para Kashan y nos fuimos a dormir, ella nos dijo si queríamos ir con ella, a lo cual dijimos : nos levantamos a las 4, Gracias.

Dormimos bastante bien, ya teníamos las maletas hechas, por lo que era despedirse y ya, el taxi llego, “nice to meet you” y nos fuimos a la estación de bus.

2 comments

    1. hey! hola!
      pues debo decirte que la experiencia con la couchsrufer en Isfahán fue lo único del viaje, de hecho si sigues leyendo la ruta por Turkmenistán y Uzbekistán verás que me pasaron cosas geniales.
      Me alegro que haya gente que se esté animando a ir a Irán ya que creo que es un país que merece totalmente la pena, y aunque haya cosas que tengan que cambiar de forma radical, creo también que mucho de lo que nos llega en las noticias está tergiversado para crear odio sobre los musulmanes en general
      A todos los que conozco recomiendo ir Irán a pies juntos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s