Georgia: Uplistsikhe y Gori

DIA 3:

Hoy dormimos un poquito más, nos levantamos a las 8, que para ser domingo, era muuuy temprano

Surgió la idea de hacer ruta con Lika, la chica que conocimos ayer, pero no contestó los mensajes, aparentemente siguió de fiesta la noche anterior, así que nos pusimos en marcha para ir a Gori, la ciudad natal de Stalin, y a Uplistsikhe, una ciudad en la roca de la montaña.

Nuevamente nos acercamos a Didube para coger los buses, esta vez, estaban mas atrás, al final del mercadillo que vimos el día anterior. Aquí se nos avalanzaban taxis y marshutkas, asi que empezamos a buscar por “nombre” ya que sería mas facil, solo eran 4 letras, y la “i” georgiana es como una “u” al revés.

Encontramos el primero, pero nuevamente intentaba timarnos, nos decían que si, pero luego que no nos subiéramos todavía, que primero 6laris, después ya eran 7…asi que les dejamos atrás, a pesar de sus intentos de convencernos y ser  o intentar ser majos al decirnos “ah España, Messi, Xavi, fútbol muy bien…”
nota al margen, el tema “fútbol” acababa siendo cansino, ya que siempre era lo mismo, y nos cantaban la plantilla del Barça o del Real Madrid, y ya las sonrisas de “si si, bien” o en su caso, “da da, karacho” no nos salían.

Pillamos otro marshutka solo unos metros mas allí, con ticket! Asi que 4 laris y arriba! En la espera se acercaban vendedores de comida, bebida, bolis, cuchillos… y luego de 2 horas nos pusimos en la ciudad de Gori, que apreciamos en parte desde la ventanilla del marshutka, ya que apenas bajarnos de el, vimos el bus a Uplistsikhe así que decidimos cogerlo directamente.

Esas prisas no tuvieron mucho sentido, ya que el bus era un poco….antigüillo, y si bien estábamos por irnos, el motor de repente se detuvo y no había manera de hacerlo funcionar…incluso tuvimos que empujar, pero ni con esas….llevabamos 45minutos creo y ya la “gracia” pasó al “mosqueo” por el tiempo que estábamos perdiendo. pero por suerte por arte de magia empezó a funcionar

Curioso era ver que mientras el coche no andaba, y se oía que el motor iba de pena, nadie de la estación se inmutaba, y la gente seguía subiéndose como si nada, imaginamos que era por que los buses hacia ahí, al pueblo cercano de Kvakhvreli, no eran muy frecuentes.

cantábamos como turistas, por las apariencias, mochilas, y mirar a todas partes, sabiendo que no teníamos ni idea donde estábamos, la gente nos miraba, y nos ayudaron a saber donde debíamos bajarnos para ir hasta las cuevas.

Entre un viento importante, empezamos a ir hacia las cuevas, un recorrido fácil ya que es solo en un sentido, asi que cruzamos el Mtkvari y entramos al recinto. Precio 5 Laris, (2,5€), donde unos perros y un vigilante/guía nos recibieron y acompañaron los primeros metros, hasta que al ser humano le dijimos que no queríamos sus servicios, con los seres caninos…no pudimos hacer nada.

Este enclave es unos de los mas famosos desde el final de la edad de bronce hasta la edad de media, donde comenzó su declive por la invasión mongol y terremotos que ayudaron a su abandono.

A pesar de no ser ni un 10% de lo que era, es posible aun imaginarse la vida allí, con el río, las siembras, y el día a día de los locales que no solo vivían, sino que también disfrutaban  de actividades como teatro en las cuevas céntricas, las cuales aparte eran las mayores de la ciudad

Al regreso, deshicimos el camino para volver al pueblo, e intentar el autostop…pero sin que pasara ningun coche, era difícil lograrlo…creemos que vimos 2 o 3 en las casi dos horas que estuvimos esperando, asi que ese tiempo de espera, nos dio para muchas charlas y compartir experiencias con Ignacio, hasta que el marshutka llegó y por 2laris, nos dejó en Gori

Gori, ciudad de Stalin, presumía de ser de las ultimas ciudades con presencia de monumentos a este dictador…y asi era, ya que su plaza central, en frente del ayuntamiento, ya no contaba con dicha estatua, de hecho está aún el agujero sin tapar.

Por la misma stalin ave. Nos fuimos hacia el parque de Stalin, y al museo de Stalin …, seguro hasta habría un bar con el nombre del señorito…
llegamos justo a tiempo, 10 minutos antes del cierre, nos cobraron 5 laris (10 si quieres guía e ir al vagón de tren) así que nos abrieron las dependencias y nos permitieron pasear por los pasillos a nuestras anchas y conocer un poco más la vida y obra de este político.

Comenzaba a atardecer, asi que luego de callejear un poco mas, y pasar por el monumento a los deportistas olímpicos georgianos, bajamos por chavchavadze ave. Para ir a la estación, otro 4 laris por cabeza, y llegamos a Didube.                                     Aquí contactamos con German, un español que lleva viviendo desde hace unos pocos meses, y que contacté con él gracias a Minube y la búsqueda de información de la zona, asi que nos encontramos por Saburktalo, (que se ve es zona muy juvenil, por restaurantes y centros educativos cercanos) asi que nos fuimos a cenar Kachapuris por la zona, y conversar hasta las 10 de la noche aproximadamente, para volver donde Alí y preparar nuestras cosas para el siguiente día; nuestra incursión en Armenia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s