Floren Manega a las entrevistas viajeras

Floren Manega, del blog FManega por el Mundo,  en un blogger que muchos conoceréis por post “polémicos” sobre sus impresiones de la blogosfera y los que estamos en este mundo paralelo. Post que tienen mucha ironía y humor negro, donde muchos nos hemos reído con sus comentarios ya que si bien en muchas ocasiones NO le falta razón y ha dicho “dice verdades como puños”, muchas veces en ciertos casos (sobretodo de log blogs que conozco y tengo trato frecuente) ha tenido quizás adjetivos que podrían haberse evitado o expresiones que se podría haber ahorrado, y se lo he dicho a la cara (cara virtual quiero decir), y ya veis, no ha habido problema en expresarle mi opinión.

Aun no me ha metido en ninguna lista negra…. De momento.

A Floren le conocí hace muchos años en esas quedadas cerveceras con otros blogs de la época (estoy hablando del 2009/2010). Tiene más destinos y experiencias viajeras que el 95% de bloggers actuales, y muchas veces la sensación que se tiene es de “con todo lo que tiene que decir de sus viajes, y se le conozca más por sus enfrentamientos con otros… ” Pues es una sensación que a muchos nos invade, pero sus razones tendrá para seguir haciéndolo.

Dejo aquí una entrevista viajera, que aunque la opinión de muchos no cambie (ni intento cambiarla, faltaría más…) al menos aquí se le puede conocer más allá de ser polémico.

1 – ¿A qué te dedicas/dedicabas antes de empezar a viajar?

Mi vida laboral ha transcurrido en el ámbito de las telecomunicaciones. Realicé estudios de ingeniería e inmediatamente empecé a trabajar para una multinacional donde estuve más de veinte años. Desde 2012 me dedico fundamentalmente a mis labores por razones que serían largas de explicar, pero es posible que me reenganche a corto/medio plazo.

2 – ¿Con qué edad fue tu primer viaje, y dónde?

Mis padres nunca fueron demasiado viajeros, especialmente por razones económicas. De todas formas, de niño hice algún viaje por España y Portugal, pero ya pasaba de los veinticinco cuando pude ampliar mis horizontes por fin. Viajé por periodos cortos a Francia y los Países Bajos, aunque el primer viaje que considero como tal es uno que realicé por Escandinavia y Rusia en el ya lejano año de 1991. Desde entonces me he movido bastante, quizás no tanto como me hubiera gustado, pero mucho más de lo que siempre pensé.

3 – Aunque todo sitio visitado, te deja una experiencia, dime uno al que no volverías y por qué ¿Expectativa muy alta? ¿Alguna mala experiencia en la ruta?…

A diferencia de la mayoría de la gente, prefiero darle una segunda oportunidad a los lugares que no terminan de convencerme. Y me da miedo volver a los que me han gustado mucho, para no sentirme decepcionado en la segunda oportunidad. Así que te diré Praga, quizás la ciudad a la que más cariño le tengo y que, tras visitarla cuatro o cinco veces, me prometí a mí mismo no volver a hacerlo ante la deriva que estaba tomando debido al turismo creciente.

4 – ¿Qué problemas sueles tener antes de hacer viajes? Me refiero discusiones con la familia por no quedarte quieto o por el destino escogido, incompatibilidad con el trabajo, viajar sin la pareja, viajar con los hijos… ¿Cómo los has solucionado?

Buena pregunta. Cuando empecé a viajar con mis hijos siendo bebés, gente muy cercana me comentaba que como se me ocurría exponerlos a tales riesgos. Por suerte, mi pareja era comprensiva y estábamos de acuerdo en que lo mejor para ellos era que estuvieran con nosotros y no dejarlos a cargo de familiares o amigos. Creo que hay demasiada gente que no acaba de entender que el riesgo en un viaje suele ser mínimo incluso para los más pequeños si se toman ciertas medidas de sentido común.

5 – ¿Y durante el viaje? ¿Has tenido alguna situación que te haya hecho estar al límite y plantearte volver? (te hayas enfermado, te hayan robado el dinero…) ¿Volviste a casa?

No, nunca he interrumpido un viaje. Tan solo en una ocasión no pude ir a un destino (Argelia concretamente) cuando ya tenía los billetes de avión porque no me concedieron el visado. Situaciones lo que se dice límite no las ha tenido casi ningún viajero, que yo sepa. En mi caso, quizás la que recuerdo con mayor desagrado fue estar atrapado durante varias horas en el aeropuerto de Minsk sin poder entrar en Bielorrusia ni volver atrás. Al final pude conseguir acceder a la ciudad.

6 – ¿Qué sorpresa más surrealista has tenido en un viaje?

Tampoco demasiadas, no creas. Una curiosa fue encontrarme de casualidad con un antiguo compañero de estudios en un night club moscovita. Lo interesante del caso fue que yo abandonaba Moscú al día siguiente y él se quedaba unos días más. Pues bien, ése mismo día hubo un golpe de estado en Rusia que a mí me pilló ya camino de Polonia. No he vuelto a saber de él, aunque espero que todo le fuera bien.

7 – Dime 3 destinos donde tienes pensado ir pero que aún no estés planificando porque son proyectos a largo plazo

Quienes me conocen saben que no me gusta nada planear cosas a largo plazo y que prácticamente vivo al día. Si te refieres a sitios que me gustaría visitar algún día, te diría muchos más de tres, pero concentrándome en el requisito: Tuvalu, estado oceánico que a medio plazo desaparecerá bajo las aguas del Pacífico; Perú, el país al que le tengo más ganas de los que me quedan en América; Yemen, territorio en serios problemas, de los que espero se recupere cuanto antes y que tiene mucho que ofrecer.

8 – ¿Qué 3 cosas ESPECIALES que no pueden faltar en tu equipaje?

Con tal de viajar yo me movería incluso con lo puesto. De hecho, lo he hecho he diversas ocasiones incluso sin cámara fotográfica. Pero lo que nunca me falta cuando viajo es ilusión, mente abierta y optimismo (algo curioso en un tipo habitualmente tan pesimista como lo soy yo).

9 – Viajar a veces te hace pasar por alto ciertas “comodidades” tipo la habitación privada, el baño privado, la falta de internet…. ¿Qué comodidad es a la que más te cuesta renunciar? / ¿Alguna de ellas es del estilo, “no sin mi…”?

iiiiiNinguna, soy una persona muy adaptable. Aunque, como buen Tauro, lo que suele tentarme más es el estómago y me cuesta renunciar a una buena comilona de cuando en cuando. También a una cerveza o una copa de vino, pero incluso así he estado en diversos lugares donde he tenido que renunciar a estos placeres y no me ha sucedido nada. Algo que sí he echado de menos en ciertos sitios es darme una buena ducha, así que a tu última cuestión respondería “no sin mi ducha”. 😊

One comment

  1. ¿De qué me suena este individuo? Diría que me lo he encontrado por ahí en algún viaje por el mundo. Creo que él es mucho más viajero que yo, pero en cambio yo soy bastante más amigable y menos polémico. A ver si lo convenzo para que cambie su actitud, que no se puede ir a contracorriente. Seguro que lo hace, porque creo que en el fondo es un buen tipo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s