7 formas de vivir viajando gracias al blog

¿Cuántos de vosotr@s habéis visto a bloggers de viajes dejando sus vidas rutinarias y empezando una nueva aventura como nómadas?

¿Cuántos habéis sentido envidia de esos post tipo : “Mi oficina hoy”, con un portátil y los pies en la arena?

Creo que muchos.

oficina

Sin miedo a equivocarme, creo que todos cuando hemos visto esas fotos, esos post… en definitiva esas decisiones, hemos sentido envidia, y por qué no decirlo, algo de envidia mala ya que no todos podemos o nos atrevemos a dar ese paso.

Pero… ¿Es tan fácil como parece?

Quienes lo ven de fuera pueden hacerse muchas ideas sobre el cómo han podido atreverse a ello, o incluso hacerse ideas equivocadas pensando que han dado el paso porque sobreviven con la tarjeta de crédito de los padres, pero no, la gran mayoría  -por no decir todos – los bloggers que conozco y que pueden vivir del blog y vivir viajando, pueden hacerlo por sus propias circunstancias y condiciones

Por ello, y para saciar esa curiosidad y resolver la pregunta de: “¿Cómo se lo pueden permitir?, aquí te expongo muchas de las realidades y “trucos” de esos blogs que viven arriba de un avión, y que gracias a sus circunstancias pueden permitirse el estar de viaje gran parte del año, o en algunos casos, vivir viajando

1. Ahorrando: Ya sé que no he descubierto la pólvora, y que ahorrando puedes hacer bastante dinero como para irte una temporada y renunciar a tu trabajo  – arreglando el paro –

Si no te has independizado y estás cobrando el paro, ya tienes mucho a tu favor.

Si bien en la teoría NO se debe salir del país mientras se está en paro, muchas personas lo han hecho y lo siguen haciendo, pero siempre con el riesgo de que nadie se olvide de sellarte el paro por Internet, y que no te vayan a llamar del INEM por una oferta laboral

2. Postergando la independencia: Si eres un blogger novel , recién acabaste la universidad y haz conseguido tu primer empleo, estás de enhorabuena. Todos tus ingresos van a tus viajes, a comprar equipos, cámaras, comprar dominios e incluso invertir en publicidad para tus post.

3.Teniendo una profesión compatible: Aquí está claro que nadie hace la selectividad pensando: “Primera opción: Blogger influencer“.

Muchos bloggers son periodistas, fotógrafos, informáticos, diseñadores web, publicistas… por tanto cuentan con una formación que otros  no tenemos   – por ejemplo yo como profesional sanitario – por lo que esa formación la pueden usar  en sus post y lograr posicionamiento. La tan conocida escritura SEO

4. Teniendo una profesión que te permita el tele-trabajo: Relacionado con lo anterior. Hay profesiones que te permiten viajar todo el año ya que sólo necesitan de un ordenador y una conexión a Internet para ser realizadas, por tanto, el hecho de poder irte de viaje por el mundo con tu trabajo es 100% posible.
Una profesión que te permita tele-trabajar,  hace que no estés obligado a hacer un horario de oficina, ni horario comercial ni siquiera de estar físicamente en un despacho…

De hecho no estás obligado ni a quitarte el pijama. Puedes hacer tu trabajo de oficina perfectamente en la cama del hostal o en la playa paradisíaca de turno

5. Haciendo de tus dones una forma de ingreso: Si eres echado pa’ lante, puedes intentar mantenerte viajando ofreciendo tus servicios a un hotel (haciendo camas, limpiando platos)… pero hay muchas otras alternativas:
Si te gusta dibujar, vender caricaturas
Si eres fisio, ofrece tus servicios
Si eres profe o se te dan bien los niños, haz dinámicas con ellos en hoteles o vete a colegios a cambio de alojamiento
Si se te da bien la fotografía o el vídeo, haz por ejemplo un acuerdo con un hostal y ofrece renovar las fotos de su web a cambio de alojamiento
Si haces manualidades, magia, o tocas algún instrumento, siempre puedes intentar ganar dinero como artista callejero

Y así unas cuantas más

6. Enamórate y haz el blog con tu pareja: Si haces el blog con tu pareja todo puede ser bastante más fácil, ya que empiezas dividiendo la faena del blog entre dos. (Eso si a la otra persona le interesa participar de ello, claro)

Siguiendo de la base que ambas personas de la pareja trabajen, ya hay 2 sueldos en lugar de uno, por tanto si se apretan el cinturón, es más fácil que puedan mantenerse en casa y ahorrar para irse de viaje

Pero ser un blog de 2 tiene una gran ventaja:  Si los horarios laborales lo permiten, ambas partes del blog se pueden dividir para participar en eventos, talleres, ferias, afterworks y cualquier otro encuentro que se tercie, de manera hacer networking; hablar con organismos o representantes turísticos y presentar proyectos viajeros

7. Realizando colaboraciones: Aquí viene quizás el “truco” que usan aquellos que viven y viajar gracias al blog.

Todos, yo me incluyo, hemos realizado colaboraciones con empresas o agencias turísticas

Muchas empresas y oficinas de turismo realizan acciones y está abiertas a realizarlas con bloggers y profesionales del turismo.  Lo que el público general no sabe – y en muchas ocasiones no se dice – es que esa “invitación” suele tener una contra prestación, la cual normalmente son unos cuantos post del destino/viaje y actividad en redes sociales.

Que por irme de viaje al otro lado del mundo tengo que escribir cinco post y gastarme los gigas que no tengo en fotos y tuits, pues lo hago.

Pero aquí existe ese compromiso de cantidad de repercusión, calidad de la repercusión, fechas de publicación, y obviamente al ser una invitación, un post con un contenido positivo / muy positivo, que quizás no se ajuste a la realidad que uno viva, aunque esto último no suele pasar ya que las empresas cuando invitan cuidan esos detalles para que nadie pueda quejarse de nada

Y por lo mismo, al estar en un viaje con compromisos, no llegas a disfrutar del todo ya que tienes que estar atento a nombres, fechas, lugares, sacar fotos, grabar vídeos… y finalmente lo que menos haces es vivir el viaje.

En fin. estas son algunas de las realidades de aquellos que viven del blog, y que realmente no es oro todo lo que reluce, y que esa vida tan idílica, y esa idea de que “te paguen por viajar”, tiene muchos matices.

 

 

 

 

 

 

 

2 comments

  1. Todo es licito
    Tengo un blog sin publicidad. Escribo lo que quiero sin ataduras, “colaboraciones” y los viajes me los pago de mi bolsillo de mi trabajo. Todo el mundo quiere ser Influencer ahora: unos eligen de viajes, otros de moda, otros cocina etc.
    Lo siento , soy un clásico, pero por miles de seguidores que tengan no me van a influenciar. Viajero es el que viaja. Lo otro, es otra cosa.
    Dicho eso. Todo el mundo puede hacer lo que quiera y como le venga en gana siempre que no dañe a nadie.Saludos

    1. Hola Carlos
      Primero que todo: perdona el retraso en contestar,
      Segundo: Vaya currículum viajero que tienes! Ya muchos de los que se llaman “influencers” lo quisieran para ellos

      El post iba en cierto tono de ironía, sobretodo cuando preguntan eso de “y como puedes vivir viajando”. Se puede si has ahorrado para ello, si tienes un trabajo que se puede tele-trabajar, o si hacer colaboraciones con empresas entre otras muchas opciones. Está claro que cada uno hace lo que quiere, pero sobretodo lo importante es que si alguien hace una colaboración, o va pagado por una agencia, no hay nada malo en decirlo, y no dar a entender que se va de forma independiente y “vender” eso al lector, cuando realmente no es así

      Gracias por tu comentario, y ya tienes otro seguidor mas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s