Bicicleteando por las Islas Feroe

Caminar o pedalear. Esa fue la duda que tuve al plantearme viajar a las Islas Feroe este verano. Islas pequeñas donde posiblemente el auto-stop fuera posible o etapas en bicicleta entre los distintos pueblos y sus islas

La opción de pedalear por las islas fue finalmente la escogida, sobre todo por brindar la posibilidad de poder ver más cosas en menos tiempo comparado con ir caminando, y gracias al apoyo de RentABike a querer hacer una colaboración con nosotros donde el precio original se redujo a la mitad y nos dieron soporte previo y durante el viaje

Viajar en bicicleta por las Islas Feroe

Viajar en bicicleta siempre te da mucha libertad, y en Feroe como ya comenté en otro post, más que el destino en sí, lo que importa es el viaje y lo que te encuentras en el camino; ya sea miradas asombradas de locales, ovejas, vacas, ocas, cascadas no tan famosas y si el clima acompaña, vistas de postal

Islas Feroe para un ciclista experimentado puede ser todo un desafío, pero para un novato puede ser bastante duro, ya que las cuestas y sobre todo el viento en contra, puede llegar a frustrarte. Necesitar 2 horas para poder avanzar 10 kilómetros puede desquiciar y querer tirar la toalla. Ese fue el caso al subir el Slættaratindu, el puerto entre Gjogv y Eidi, y que es la pico más alto de todas las islas con 882 msnm

La cultura ciclista no está muy instaurada en las islas, cosa que pensé que al ser daneses o tener ancestros daneses, pues estarían más hechos a ver bicis por el camino, pero no es del todo así. La gente respeta, sí, pero el metro y medio de margen a veces es inexistente.

De hecho en un pueblo al que llegamos, una señora nos dice «You are very brave…or very stupid» a lo que nuestra respuesta fue: «Both»

En la oficina de turismo de Runavik, bastante grande para lo que la ciudad ofrece, nos dijeron que el viento principalmente era lo que condicionaba a la bicicleta, y que las distancias eran muy pequeñas por tanto compensaba hacerlo en coche o en bus.

Otro factor a tener en cuenta al moverse en bicicleta por las Islas Feroe, son los túneles que cruzan montañas y conectan islas con otras. Son un riesgo a pesar de estar más o menos iluminados, ya que el tráfico puede ser muy denso, y arcén para poder apartarse o descansar es pequeño o en algunos, inexistente. (Algunos túneles son de 7km de largo)

Nosotros cruzamos 3
En Vagar, entre Bour y Gasadalur. 1 km de longitud
El que une Vagar con Streymoy. 5 km.
El que va entre la salida de Oyrarbakki hasta el cruce con Elduvik

Reconozco que el cansancio desaparece ( o casi ), cuando llegas a destino y montas la tienda en primera línea de lago, o el cielo te brinda otras gamas de colores distintas al blanco y gris de las nubes.

Acampar en Islas Feroe lo pintan peor de lo que parece. Es verdad que me sorprendió la cantidad de turistas que había, sobre todo los que van en caravanas. ¡Y vaya caravanas!

El de Vagar fue el Giljanes, muy cómodo y con muy buenos servicios. Nosotros pillamos 2 noches con tienda ya montada, ya que llegamos muy tarde como para ponernos a montar todo sin saber qué clima nos ibamos a encontrar

Elduvik es un camping abandonado. No hay servicios ni nada, sólo una explanada al borde del lago y poco más. El pueblo dice que tiene una cafetería pero no lo vimos
Existen dos baños amplios abiertos 24 horas

Eidi es quizás el mejor de todos los campings donde nos alojamos. No tiene mucho espacio para tiendas, pero por lo demás está perfecto: Lavadora, ducha, secadora, zona de ocio, cocina…

Curioso es que no hay nadie que lo regente, y el pago se realiza dejando el dinero en unas cajas de cartón. Si eres legal, pues dejas dinero, pero si vas ajustado pues quizás no pagas todo lo que has usado…

Comer en las Islas Feroe puede ser algo aburrido ya que las opciones de supermercado son pocas y caras; lo mismo las opciones de restaurante.
Si vas en plan excursiones casi seguro que tirarás mucho de cereales y barritas durante el día, y una cena de pasta por la noche-

¿Recomendaría Islas Feroe? Si buscas desconectar, te diría que sí, ya que es como un Islandia, pero mucho menos masificado. Eso sí, su paisaje no es tan variado ni espectacular, pero es una opción…Ahora hacerlo en bici creo que como experiencia está bien, pero entre el viento, las pendientes y que el paisaje a veces no varía mucho, quizás puede ser un mal recuerdo si es que no tienes una mínima experiencia acampando con clima fresco/frio, pero bueno, todo es ponerse.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.