Lo que haré cuando acabe el confinamiento por COVID19

Cada día miramos el calendario para comprobar que nos vamos acercando, poco a poco, al ansiado día en que la cuarentena y el confinamiento por Coronavirus se acabe…

Hace unos días hice un post sobre cómo veía el tema del turismo en época del Coronavirus y cómo el confinamiento está afectando a este mercado, pero pensé ¿Y a mí?

Ese día 1 después del Coronavirus será, por lo menos, «raro». El COVID19 nos ha limitado algo que teníamos por derecho: La libertad, algo que nunca pensamos se nos fuera a privar…

Y menos por un virus

Qué será lo primero que haga cuando pueda salir a la calle

Respirar
Aunque seguramente sea a través de una mascarilla y los espacios verdes de mi ciudad estén cerrados por mucho tiempo una vez acabado el confinamiento para evitar aglomeraciones.este sea el último momento (quizás en la historia), en que mi ciudad huela así de limpia de contaminación…
Una primera bocana de aire limpio en medio del hormigón, para coger aire y energías para afrontar este nuevo comienzo

Ver
Seré curioso al ver y re-descubrir mi ciudad. Todos esos rincones que veo continuamente al ir a trabajar… Y seguramente descubra cosas nuevas.Por otro lado seré curioso de ver cómo actúa el resto, tanto en sociedad como ellos mismos; sus cuidados, manías… Y querré ver qué me dicen los primeros ojos que me encuentre una vez cruce el portal de mi casa

Escuchar a mi alrededor ya que como dije antes, esos sonidos que siempre han estado ahí, aparecieron cuando el mundo se calló.
Espero seguir oyéndolos hasta volver a esa «normalidad» que los vuelva a ocultar, pero ya una vez conocidos, siempre sepa dónde y cómo encontrarlos

Silenciar mi voz y sobre todo las voces ajenas que hablen de aquello que no me aporta.
Tengo claro lo que hay ahí fuera, por lo que no necesito dosis de imágenes más o menos manipuladas para enterarme de ello.
Llevo más de un mes con un monotema por todos los canales de comunicación existenten, y sido egoísta, ese día sólo me interesará cómo esta mi círculo…

…Y claro, cómo estoy yo… Será un aluvión de emociones y si no sé cómo afrontarlas cuando aparezcan, nadie lo hará por mí

Decir todo aquello que me haya guardado ya sea por vergüenza, miedo a la respuesta, por equivocarme o por el qué dirán. No siempre habrá «otro día» para hacerlo.

Soltar lo que no me aporta, lo que me trae malos recuerdos…

No hablo de posesiones ya que aquell@s que me conocen saben que lo que menos tengo son bienes materiales, sino soltar sentimientos negativos, rencillas, relaciones tóxicas, recuerdos dañinos… dejar libre.

Como reza el refrán: «si vuelve a ti es que fue tuyo, si no vuelve, es que nunca fue»

Hacer: Aunque gracias al confinamiento y al aburrimiento he sacado tiempo y ganas para hacer un bizcocho o esa reparación que tenía pendiente, el día después del COVID19 será el momento de hacer esas cosas que tenía pendiente; deseos, sueños, caprichos… dejar de dejarlos (valga la redundancia) para ese día «después», y que fríamente si tanto deseamos, ¿por qué dejarlo pasar?

Viajar: Porque volveremos a viajar… de otra manera, con otros ritmos, y quizás otros destinos, pero volveremos a viajar.
Viajar para encontrarnos, para encontrarse con otros, para ver, oír y respirar otra vez, de forma que lo que nos hemos contenido durante el confinamiento, ese día 1 después de todo, sea un nuevo inicio, una nueva mentalidad…

Es imposible saber cómo nos afectará esta pandemia tanto como individuos como a nivel de sociedad. Quedarán secuelas sobre todo a aquellas familias que no han podido dar ese último beso de despedida y cuya herida nunca se curará, familias a las cuales desde aquí no puedo más que mandarles un gran abrazo,

Y quienes hemos tenido la gran fortuna de no tener a ningún familiar afectado, esa secuela se transformará creo en un baño de agua fría, un baño de realidad, un recordatorio de la manida frase de «la vida se pasa volando»… Sí, se pasa volando, y momento así te hacen darte cuenta de ello. Recuerda que la vida no se vive en momentos, sino en los momentos que te dejan sin aliento

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.