¿Y si navegamos por la Costa Brava?

Cuando llevamos más de 60 días de confinamiento, el turismo empieza a tener actividad (muy poca), pero ya se habla del turismo local, la habilitación de playas, hoteles, restaurantes… En definitiva, «buenas noticias» para que aquellos que viven del turismo, vuelvan poco a poco a respirar, sobre todo aquellos destinos de costa

imagen obtenida de lavanguardia.es

Inicio del turismo después del COVID19

Gracias a nuestro clima, el turismo lo tenemos prácticamente asegurado durante todo el año. Y gracias a la extensión de costas y calidad de sus playas, la temporada de verano es una de las más fuertes del año.

El primer autobús que cojamos o el primer hotel donde nos alojemos será muy distinto a lo que conocíamos. Asimilar las nuevas distancias, la ausencia del trato cercano y la constante desinfección es algo que puede que haya llegado para quedarse.

imagen obtenida de elespanol.com

Otro sector del turismo como el de los cruceros, también sufrirá cambios importantes. Siempre he visto que el viaje en crucero puede ser siempre un poco agobio por las prisas; de zarpar, de embarcar, de visitar… pero si existen y cada vez tienen más adeptos, es porque hay público que lo demanda. Pensándolo bien, no tiene mucha diferencia de quien se alquila un departamento a orilla de la playa. En un crucero cambias de vistas a diario sin el jaleo del transporte.

El primer verano después de la pandemia

El verano pasado conocí la experiencia de un compañero de trabajo que se alquiló un barco para navegar el Canal du Midi con una oferta de Top Sailing Charter y se ve que es toda una experiencia y no tan cara como podría imaginarme. De hecho si se hace juntando 2 familias o grupos de amigos puede salir mucho más a cuenta que un «todo incluido» en un resort

Me contaba que lo de la navegación no es algo tan complejo como puede parecer. Se tiene libertad al poder cargar el barco con lo que quieras, que al atracar en los muelles tenía rutas de senderismo ó en bicicleta muy chulas.

lo que gastas por el alquiler del barco, lo ahorras cocinando a bordo… y debo decir que me dio curiosidad saber más

Navengando por España

No deja de ser una alternativa diferente, sobre todo por tener controlado el tema de la distancia de seguridad y las restricciones debidas al COVID19. Similar al viajar en autocaravana, salvo que seguro que el hacerlo por mar/río tiene un «algo» especial

Hoy aún muchos siquiera pensamos en las vacaciones ya que no sabemos en qué mes pasaremos hasta la nueva normalidad» de poder viajar donde queramos. Al menos muchos destinos a día de hoy ya están volviendo a abrir sus negocios, por lo que se guarda la esperanza de tener opción a vacaciones.

¿Será momento de quedarnos en España?. Puede ser, ya que será una opción algo impuesta por el tema de las fases y los posibles costes que tenga el hecho de cruzar a otros países. Además, estará ese riesgo a que por algún rebrote se vuelvan a cerrar fronteras y nos veamos desamparados en otro país.

Si tenemos la suerte de viajar en verano, no dudo que la gente buscará playas, y ya a eso añadirle fiesta, gastronomía, tranquilidad Y cultura. Hoy, ambos archipiélagos tienen posibilidades de ser LOS destinos del verano (que ya lo son), otros serán posiblemente la Costa del Sol y la Costa Brava

Por haber vivido en Cataluña varios años puedo opinar sobre la idea de alquilar un Barco en la Costa Brava. Puede ser una de las mejores opciones de este verano donde sólo sus costas son motivo suficiente para dedicarles nuestros días de vacaciones.

Si sumamos pueblos con encanto como Cadaqués, Girona o Pals y su cercanía con Barcelona, ya hay plan de realizar diversas actividades además de relajarnos además de navegar por la Costa Brava

Y y ya si el tiempo o la embarcación lo permite, poder viajar hasta las más que cotizadas playas de Baleares no es mala idea. De por sí cotizadas, disfrutar de sus aguas «a tu aire» sin la preocupación del alojamiento en temporada alta, es al menos para darle una vuelta.

imagen obtenida de ambientum.com

Está claro que el turismo nacional lo agradecerá, y lo agradecerá el doble si volvemos a viajar de forma responsable.

Ojalá este respiro al planeta no se convierta en un recuerdo, y que se busque la manera de que viajando por tierra, mar o aire, disfrutemos todos pero además cuidemos lo que tantas semanas hemos añorado y no hemos sabido valorar hasta ahora

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.