Viajar a Barcelona durante el covid

Han pasado 4 meses desde que el tema Coronavirus nos ha estado tocando las narices de mayor o menor manera, ya sea en nuestro día a día, nuestro trabajo, nuestra vida social o simplemente nuestras costumbres. Ahora que llega el verano, a pesar del riesgo que sigue existiendo, las ansias de aire limpio (nunca mejor dicho), y fresco son incluso mayores y viajar a Barcelona es uno de los planes más frecuentes durante verano

Viví en Barcelona durante más de 7 años y sigo teniendo familia y amigos que no he podido visitar como quisiera por culpa del COVID19.

Ante la duda del nuevo confinamiento he preferido arriesgarme en el desplazamiento manteniendo al máximo las medidas de seguridad. Medidas que mantengo a pesar de vivir solo y teletrabajar.

Turismo durante el Coronavirus

En todos los años que he vivido y que he tendio que viajar a Barcelona por trabajo, nunca recorrí sus calles en una situación similar. Ni en festivo, ni en verano… ¡Ni de madrugada!

Es una situación triste para la economía del sector, creo que ha sido la mayor ostia que se le ha podido al país, al ver que el turismo no puede ser sin control, ampliando aforos sin medida y «aprovechando el tirón», pero sobre todo, jugando todo a una sola carta.

Lo malo es que con esta situación se ven dos escenarios en el futuro:

  • Se viajará con ofertas nunca antes vistas para recuperar lo perdido en estos meses: Por ende, nuevo descontrol en aforos, contaminación y aglomeraciones… ¿Por ende, nuevo rebrote?
  • Viajar se volverá elitista ya que para cumplir con las normas habrá que aumentar precios, y no será posible realizar viajes como estábamos acostumbrados…

    ¿Viajar se convertirá en un lujo?
    ¿Se acabarán los viajes de mochilero ya que los hostales y albergues no podrán tomar las medidas suficientes?


    Es para reflexionar

Recorriendo Barcelona durante el COVID19

Estos 5 días que he decidido viajar Barcelona en pleno verano (fin de julio), me ha traido imágenes por lo menos curiosas…

La Boquería. Uno de los mercados de la ciudad donde multitud de turistas se entremenzclan con locales que hacen la compra.

Sitio donde se junta quien va por un aperitivo gourmet o quien va por el kilo de patatas que le faltan para la comida del día.

Esta vez el mercado tenía pasillos vacíos y locales con la persiana bajada.

No sé si por ser viernes a medio día la afluencia de gente era menor…creo que no, ya que son de esos sitios que no importa a qué hora vayas, siempre habrá gente, y esta vez, muchos de los locales estaban cerrados y habían pasillos totalmente vaciós

La Rambla

1200 metros de vida entre quienes se sientan en terrazas a refrescarse, estatuas humanas, artistas callejeros, dibujantes y floristas. Hoy lo que lo llena es el ruido del silencio que sólo un puñado de personas que interrumpe algún runner o algunas palomas

El barrio Gótico

Es una zona que siempre goza de vida, ya sea de artistas callejeros como de turistan que se acercan al Puente de Bisbé o a la Catedral de Barcelona. Hoy los que deambulan por sus calles son unos pocos residentes de la zona.

La Sagrada Familia

El archi conocido monumento de Gaudí si bien tiene sus puertas abiertas, sus cercanías estaban casi vacías, cuando normalmente los autocares y grupos turísticos agolpan la entrada.

La playa y el Puerto Olímpico

La Playa fue el sitio donde dije «aquí estará todo el mundo», y no me equivoqué, pero ni con esas, la cantidad de gente en la playa era ínfima comparada con la que puede llegar a haber en pleno verano.

Es verdad que «La Barceloneta», que es la playa más cercana al centro era la que menos personas tenía, y que si ya avanzabas hacia el Puerto Olimpico y playas como Nueva Icaria o Mar Bella, había un poquito más de bañistas.

Parc de la Ciutadella

Quizás por ser una de las grandes zonas verdes de la ciudad, su cesped y sombra era aprovechado por un buen número de personas, pero a las fotos me remito, que era impensable ver según qué zonas con casi nadie alrededor

Barcelona siempre estará ahí para nosotros, ahora el tema es saber cómo y cuándo será lo más parecido a lo que conocíamos… Y la otra cuestión. ¿Fue lo que conocíamos, la mejor cara que podemos tener del turismo?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.