Yangón, Myanmar

Nuevo madrugón para nueva historia en tierras asiáticas. Myanmar se empezaba a dibujar en mi mente, aunque un poco borrosa por el vuelo, que si bien Singapur Airlines me pareció de buena calidad, el vuelo en sí hasta Singapur, de unas 12 horas, se hizo pesado sobretodo por una niña que no dejó de berrear a mitad de la noche.

20150210_081652_640x360

Por desgracia mi clavija de entretención a bordo estaba estropeada, así que no pude evadirme de sus alaridos con las pelis de turno, pero por suerte, el asiento al lado mío estaba libre y al siguiente había una pasajera que dormía sentada, por lo cual yo me doblé lo máximo posible para encajarme en esos 2 espacios, y así pude dormir creo que unas cuatro horas.

20150210_092526_640x360

La escala en Changi fue de 3 horas, donde lo único que me interesaba era un enchufe. Se ve que el aeropuerto tiene mucho para ofrecer, pero no había tenido una noche muy allí como para poderme a recorrerlo.

Justo al entrar a la zona de tránsito, hay ordenadores para navegar de forma gratuita, o bajar el código y hacerlo desde móvil/tablet o portátil.

20150210_111532_640x360

El aeropuerto de Yangón, atestado de turistas, estaba también hasta arriba de taxistas deseosos de hacer su particular agosto con todos los que ahí estábamos, por lo que luego de cambiar 250€ en Kyas, tuve mi primera toma de contacto con el regateo y los precios birmanos, la carrera desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad fueron 10,000K, no hubo manera de poder obtener un precio menor, sobretodo al no dar con otros mochileros/viajeros independientes con quienes compartir.

20150211_040723_640x360

1€ -> 1154 Kyatts

El viaje entre el aeropuerto y la Sule Pagoda tarda entre 45 minutos y 1 hora según el tráfico.

El taxi me dejó en el hostel donde había hecho mi única reserva previa al viaje, Agga Youth Hostel (15,000 Kyats), está en el lado oeste de Yangón, quizás no muy céntrico, pero creo que no es necesario alojarse en el centro ya que tampoco es una ciudad que ofrezca mucho al visitante.

20150212_162412_640x360

La llegada fue antes del checkout, por lo que no quedó mas remedio que ir a explorar hasta las 12 del día, hora en que ya estaría lista mi habitación.

DSC_0294_640x426

El calor era pesado, y el olor de la calle también, por suerte orientarse es fácil en el centro ya que la Sule Pagoda hace de punto de referencia, y que las calles son numeradas así que es cosa de seguir el orden lógico, lo malo es que no todas las calles tienen su respectivo número, y muchas de ellas están en números birmanos, así que sale mejor buscar referencias.

La calle principal está llena en sus aceras de comercio, entre frutas, verduras, comidas preparadas, top manta de móviles, tarjetas SIM, y un largo etcétera, que no dan lugar a caminar por ella, y te obliga a ir por la calle.

DSC_0358_640x426

Además de llamar la atención de los locales, creo que también se la llame a los delincuentes, ya que uno me abordó en un paso sobrenivel ofreciéndome un cambio de Kyats mucho mejor que el del aeropuerto, unos 1400 Kyats por euro, pero entre que vi que tenia “colegas” a unos pocos metros, y que yo ya había cambiado, preferí evitar, además algo había leído sobre el tema de dar billetes falsos.

Mi primer objetivo fue la Sule Pagoda (3000 Kyatts) , la cual debo decir que me decepcionó un poco, entre el tamaño de la misma, y un poco su estado. en la plaza en la que se encuentra, está rodeada de comercios como peluquerías, tiendas de ordenadores y reparación de guitarras, pero una vez dentro, y para quién no ha estado antes en un país budista, se puede dar cuenta ya del cambio cultural y social que tiene esta parte del mundo.

DSC_0298_640x426

DSC_0306_640x426

Recorriendo siempre en sentido de las agujas del reloj, pasas entre budas y mas budas, además de ver el paseo de los monjes mezclado entre los turistas de turno, el suelo de mármol quemaba un poco a pesar de esas horas de la mañana, pero en cualquiera de las cuatro puertas de entrada te puedes guarecer del sol, además de conectarte al wi-fi de la pagoda, el cual es gratuito.

Volví al hotel, más que nada a descansar un poco, beber algo de agua, y me llamó la atención toparme con tres chilenos en el mismo alojamiento; de hecho, estoy acostumbrado a que eso me pase con franceses, alemanes…pero chilenos, en un sitio tan a tras mano como Myanmar, no dejó de ser cuanto menos, curioso.

A sabiendas que a mi regreso debía pasar otro día mas en Yangón, decidí ocupar lo menos posible el transporte público o el taxi, y moverme a pie.

Desde mi ubicación hasta la Shwedagon Pagoda, puedes tardar entre 45 minutos y una hora, sobretodo por el hecho de subir la colina y el calor del momento, que serían las 2 de la tarde.

DSC_0329_640x426

El camino es fácil ya que es de las calles principales y sí están señalizadas en cada esquina, además de ser un recinto tan grande, que muchas calles antes ya ves su estupa dorada, por lo cual es imposible perderse.

El precio es de 8000 Kytas, unos enormes chinthe, deidades mitad dragón mitad león,  te dan la bienvenida a un recinto gigantesco, entre escaleras mecánicas, suelos de marmol y pilares dorados.

DSC_0344_640x426

DSC_0331_640x426

Arriba del todo, antes de entrar ya en el recinto que de verdad interesa, hay un control policial tipo el arco de metales de los aeropuertos, el cual creo que es un mero trámite ya que a mi no me sonaron ni las llaves ni las monedas ni nada.

Impresiona lo cuidado y lo exageradamente decorado, pero por 8000 Kyats por cabeza les da seguro dinero para ello.

DSC_0340_640x426

Mientras haces la vuelta de rigor, sorprende también la cantidad de locales que hacen turismo en su mismo país, mas que por la cantidad, por la forma, ya que llevan cámaras que no tienen nada que envidiar a las nuestras, o una organización tal de buses y grupos, que pareciera que no han salido de su zona en años.

DSC_0334_640x426

 

Al rodear la estupa, puedes orar frente al buda de tu día de nacimiento, y si quieres puedes publicarlo en tus redes sociales, ya que al interior de este recinto también hay internet gratuito

Se ve que caminar por Myanmar, al menos los locales, no es algo frecuente, y el acoso de motos y taxis llega a ser desesperante, ya que en cada esquina alguien te ofrece a llevarte, y a veces por mucho que les digas que no, incluso te dicen: “Ok, later” y te vuelven a dar la paliza.

DSC_0296_640x426

Bajé caminando hasta el hostal, y pude comprobar que los precios de alimentos no son tan baratos, ya que por desgracia no conoces el precio normal, y estas sujeto a que te cobren lo que les de la gana, de igual forma, los alojamientos no son baratos, ya que el estado de las instalaciones, habitaciones o dependencias están muy abandonados, y por el mismo precio en Europa te encuentras algo similar o mejor, y con mejor mantención.

La noche fue tranquila y pude reservar el bus hasta mi siguiente parada: Bagán, bus VIP, 21,000 Kyats

Esa noche pude hablar con 2 chilenas que también hacían el mismo viaje así que ya tenía con quien compartir taxi hasta la estación.

El día siguiente comenzó con un desayuno en la azotea y conversaciones con una británica y un francés, este último, Kevin, se convertiría en mi compañero de ruta por algunos días, el también cogia el bus a Bagan, por lo que ya teníamos taxi completo.

Volví hacia la zona de la Shwedagon, pero esta vez gire hacia el este,  para ver los dos budas más grandes de la zona, y casi de todo Asia; un buda acostado y un buda sentado y reposar en el Lago Kandawgyi.

DSC_0362_640x426

 

20150212_150555_640x360

 

 

La Chaukhtatgyi Paya, que alberga al buda recostado, y que es más grande que el de Bago, impresiona por la magnitud, es verdad que en Asia hay muchos budas de gran tamaño, pero no es hasta que te enfrentas a uno, que eres realmente consciente del trabajo,  el detalle y el esfuerzo para construirlo.

En la Ngahtatgyi Paya, que alberga a un buda sentado de 12 metros, pagué mi novatada, ya que está muy cerca del buda anterior, el templo está entre casas, y cuando llegas allí, se te unen “guías” que te intentan explicar con mayor o peor habilidad, las imágenes de buda, la historia del templo…etcétera, y claro, eso no tiene nada de gratis. Al hombre le iba a dar una propina, pero ya te dan sus tarifas, 5000 Kyats

DSC_0376_640x426

DSC_0378_640x426

Ojo con quienes se os acerquen a sacaros fotos o contaros milongas…habrá SIEMPRE dinero de por medio.

Una opción de paseo mas a la fuesca es irse al Lago Kandawgyi, un lago de pago para el visitante de 2,000Kyats, el cual bordea un estanque que contiene en su interior  otra figura divina, el Karaweik, una ave mitológica en forma de barco/salon de eventos, donde en su interior hay restaurany y una especie de teatro con pases de la vida en Myanmar en el pasado.

20150212_132957_640x360

La vista a este lago por la tarde, dicen que ofrece vistas muy buenas a la Shwedagon, sobretodo cuando el reflejo dorado con los últimos rayos del sol, dan en el agua.

Cogí taxi, 2000 Kyats hasta el hostal, y me puse a ordenar la maleta y encontrarnos en el lobby para irnos a la estación.

Finalmente éramos 5 en un taxi para 4, (8000 Kyats en total), por lo que los 40 minutos de viaje se hicieron pesados, y más aún, cuando llegas a una estación que sólo está alumbrada por las luces de los buses, y una docena de hombres se te acercan gritando “Where do you go my friend?”, lo bueno es que al enseñarles que ya tienes un ticket comprado, se dan media vuelta para no volver.

20150212_193842_640x360

20150212_225657_640x360

Llegar hasta nuestro bus  fue algo complejo ya que no hay ningún orden (aparentemente), y luego de tomarnos una cerveza en la estación pudimos llegar hasta él, donde nos cogieron el equipaje y a las 8pm comenáabamos nuestra ruta hacia Bagan, no sin antes una parada técnica en un restaurant de carretera.

 

 

2 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s