Volvemos a viajar, pero viaja seguro

En un abrir y cerrar de ojos hemos avanzado ya muchas semanas de este año 2022 donde esperamos sea, por fin, el año donde podamos volver a realizar uno de nuestros mayores anhelos. Volver a Viajar.

Volvemos a viajar

Por suerte, estos últimos meses hemos sido testigos de que poco a poco, las restricciones al turismo y al ocio que han ido haciendo todos los países del mundo se han ido reduciendo muchísimo, al punto en que ya no necesario hacerse PCR o pruebas de antígenos, y alguno más avanzados, tienen como único condicionante, el uso de la mascarilla en interiores.

Sabéis perfectamente lo viajero que soy, como muchos de los que me leéis, y coincidiréis conmigo si es que a la hora de pensar escapadas o vacaciones, estamos un poco a “medio gas” o con muchas dudas sobre el destino o los días a disfrutar. De hecho, reconozco que estoy siendo bastante conservador y prudente al valorar dónde viajar, por mucho que lleve a cuestas muchos destinos poco conocidos y siempre de forma aventurera, mochilera y sin hacer apenas reservas.

En poco tiempo tendremos la prueba de fuego no sólo a nuestras ansias de viaje, sino también el inicio del fin de la pandemia al corroborar que no habrán rebrotes ni variantes que pongan en riesgo nuestro merecido descanso de verano. La Semana Santa

Si las ganas de viajar te hacen decidir cruzar la frontera, no debes dejar nada al azar y no olvidarte de tu seguro médico internacional, el cual nos cubra en caso de cualquier situación que podamos vivir: una torcedura de tobillo haciendo senderismo, una intoxicación por una alergia no conocida, o una prueba médica que no esté cubierta por la sanidad pública del país.

Yo reconozco que la gran mayoría de los viajes no lo he hecho con seguro, quizás confiando demasiado en la suerte, y los seguros de viajes han sido casi exclusivamente por ser condicionante de obtener el visado del país de destino y recuerdo que solo he tenido qe¡ue usarlo 2 veces: uno en Tailandia por un estreñimiento extremo por la comida, pero la peor, fue una fisura de costilla en Chile donde había riesgo de compromiso de órganos y sólo se podía descartar mediante pruebas de imagen que, al cambio, suponían casi 800€

Por ello te recomiendo que cuando tengas todo listo, busques y compares los diversos seguros médicos que existen, viendo no solo los importes de las coberturas, sino los servicios que cubre y poniendo bastante ojo en los que NO cumple, de forma que por ejemplo si vas a hacer un viaje a sitios de playa o buceo, tengas cubierto los deportes que creas que vas a realizar, y visto lo visto en estos 2 años, coberturas sanitarias por pandemias

Nunca nos imaginamos vivir algo así, y mira por donde… nos ha tocado. Más vale prevenir que lamentar

Deja una respuesta