Hola, soy Viajero e Inmigrante

Para quién no sepa, soy Chileno, llevo 11 años en España

En estos años de blogger de viajes, he podido conocer a muchos compañeros de estilo de vida, que su Tierra no es la que pisan, pero por muchos factores han acabado en suelo español, llevando a cabo su nueva vida.

Ucranianos, Cubanos, Argentinos, Venezolanos, Keniatas, Mexicanos…¡Hasta Catalanes!, y así podría pasarme por los 5 continentes, haciendo referencia a las nacionalidades de los compañeros bloggers que por eventos, encuentros, ferias…o simplemente por redes sociales, nos hemos podido poner nick, y en algunos casos, también cara.

No voy a hablar de inmigración, eso ya corresponde a la parcela de cada uno de por qué decide (o en alguno caso, debe) emigrar de su país, esas motivaciones van desde probar suerte hasta por buscar un mejor pasar y un sustento que en sus países no tienen, y como digo, esa es una parcela privada.

¿En qué me centro entonces? Pues que quizás los que somos inmigrantes, tanto por opción como por obligación, en algunos casos tenemos a veces más fácil lo de viajar, en el sentido de desapego a nuestras raíces, a nuestra gente…sobretodo cuando pasan los años…

Y no hablo de desapego de no quererles ni echarles de menos, pero si es verdad que Nueva Vida que se pueda llevar en el país elegido, hace que por obligaciones, trabajo, estudio y diferencia horaria, el trato no sea diario. Yo recuerdo el primer mes, llamar a casa cada día o día por medio, y lagrimones caían si o si, después de 11 años, las llamadas se espacían en el tiempo (gracias a Whatsapp, Skype o Facebook), y los viajes también, ya que no es lo mismo que si vivo en Madrid, mi compañero de piso quiera irse al pueblo, que yo irme a Sudamérica,

Reconozcamos también que con el paso del tiempo, irse 15-20 días a Casa, significa tener 10 días de vacaciones, si te echas pareja aquí o quieres hacer planes aquí, lo tienes que reducir a eso, ya que si bien estando en Casa, son vacaciones también, muchos de esos días se van en comidas/cenas y visitas a los primos, tíos y parientes más o menos cercanos,.

navidad-soloSer inmigrante ayuda a veces a darle importancia a cosas que realmente las tienen y otras son banalidades, de hecho, yo llevo varios años pasando navidades, años nuevos, y cumpleaños fuera, algunos de ellos en solitario (que no en soledad), y culturalmente, navidades son fechas familiares, donde al menos en mi caso, es de tranquilidad, de nostalgia, de recordad a los que no están, y por eso, muchas veces he rechazado irme a casa de amigos y sus familias.

Pienso: ¿Quizás ellos también tienen esa nostalgia, y ponen buena cara por tener visita?, ó ¿Me apetece poner buena cara ante mis anfitriones cuando realmente me apetece estar a solas y quizás echarme una lagrimita?

Cuando lo compartes con tu circulo, te dicen : “Uy yo no podría”, y claro, no es algo que tu te plantees, creo que nadie desea estar lejos de su gente cercana en fechas señaladas, pero esto es como la homosexualidad, no es que elijas una cosa u otra, es por que tu realidad es así: gay o inmigrante, y no puedes “cambiarlo” por que el calendario marque según que fecha.

Odio cuando se habla de opción sexual, para mi opción es cuando puedes elegir entre varias cosas. Ser gay no es algo que se elija, pues ser inmigrante es casi lo mismo, vale, tu eliges irte, pero si resulta que tu país no te da seguridad ni  futuro, si no tienes trabajo en tu país, si eres la única persona que puede llevar dinero a casa (familia monoparental, madre soltera, padres ausentes y criado por abuelos…), la palabra OPCIÓN  tampoco tiene sentido. se convierte en DEBER MORAL, OBLIGACIÓN entre otras.

(Me estoy yendo del tema)

Volviendo a la inmigración, quizás nos volvemos mas fríos, mas distantes, pero no por  ello significa que queramos menos a nuestro circulo , sino que no vale de nada llorar o sufrir por la lejanía, ya que hemos comenzado una nueva vida fuera de Casa, y claro, hay que apechugar con lo bueno o lo malo que eso conlleva.

Immigration Reform March Held In Los AngelesSer inmigrante creo que puede ayudar a viajar por tiempos largos, ya que aprendes a ser creo mas tolerante, tener paciencia ante situaciones tensas,y llevar mejor los cambios culturales muy drásticos, la falta de dinero… e incluso, llegas a ver natural que miren tu pasaporte  por todos lados, sobretodo cuando cruzas fronteras terrestres, o países poco turísticos.

Si me comparo con viajeros/amigos españoles:

Yo no tengo esa obsesión de llevarme jamón al vacío, aunque sea e un viaje de 2 semanas
Yo no tengo la necesidad de llamar a mi familia todos los días o día por medio haciendo ruta.
Yo no tengo el ritual de echarme la siesta cuando estoy al otro lado del mundo

Creo que ser inmigrante tiene el plus de ser fuerte psicologicamente, de hecho, lo hablaba con una amiga hace unos días debido a los atentados de Túnez, que en alguna parte de nuestro cerebro y nuestra alma, aprendemos a vivir con esa alarma de que si un día hay una llamada de Casa, quizás no sean buenas noticias…pero no puedes hacer nada, ni vivir eternamente pensado en ello.

01

Eso obviamente también pasa aquí, pero en el peor de los casos, la muerte de un familiar, si vives en España, en menos de 6 horas puedes juntar el dinero para un vuelo de última hora, un AVE o conducir a donde sea, nosotros tenemos a veces hasta 2 días de vuelo, y claro, tampoco es que podamos pagar un pasaje de primera clase, querer hacerlo si, pero ya sabemos lo que cuesta.

Ser inmigrante creo que ayuda a poder disfrutar mas de la soledad puntual, a veces buscada, a veces obligada, sobretodo cuando llevas poco tiempo en la Nueva Tierra, y no conoces a nadie, por tanto, hacer un viaje en solitario por ejemplo puede ser más fácil de pensar, ya que se ha pasado por esa situación de no hablar con nadie en días, y no por ser asocial, sino que a veces es lo que hay, y quizás con las únicas personas que hablas son con los caseros de los pisos que quieres alquilar, con los jefes de RRHH en las entrevistas de trabajo…y con el dueño del puesto de alimentación 24 horas de tu barrio.

Es verdad que por las noticias en la TV, muchas veces se nos considera a todos los inmigrantes por igual, que todos son malos y que vienen a delinquir…Por suerte eso se va quitando, aunque creo que siempre habrán mentes retrogradas, que olvidan que cuando los españoles tuvieron que emigrar, creo que nadie les cerró las puertas, y que en los años de abundancia, los Europeos no eran para trabajos tipo limpieza, cuidado de hogar, enfermos…por que ERAN EUROPEOS.

Qué pena da ahora que se ataque con frases tipo: “los inmigrantes nos vienen a quitar el trabajo”. Claro, ¿Ahora no te importa recoger la mierda del suelo, ni limpiar las cacas del abuelo de un geriátrico?, ¿Y antes si?…¿Por qué en vez de agradecer los servicios prestados tantos años, ahora se nos llama mano de obra mala y barata por que el Euro sea una moneda fuerte?

Incluso en estos casos, el hecho de ser inmigrante te hace fuerte, que adjetivos como sudaca, o parodias sobre “machu pichu” y demás bromas, ni siquiera lleguen a hacernos daño ni ofender. Ofende el que puede, no el que quiere.

Pon un inmigrante en tu vida, o al menos en un vaje, seguro que te sorprendes.

12 comentarios

  1. Me gusto mucho la verdad, pero no deje nunca que insultaran en españa a un amigo latinoamericano y menos cuando vivo en Argentina y me tratan de Gallego con dinero nada mas por venir por amor , entonces el estado retrograda no esta solo en España te lo digo porque es lo que puedo decir con mis ojos, y ojo con esto no quita que en m ESpaña no seamos agradecidos AMIGO un abrazo y como dice manu chao SOLO VOY CON MI PENA Y SOLA VA MI CONDENA

    • Muchas gracias por tus palabras Pepe, como digo, ofende el que puede, y que me llamen sudaca o piensen en mi como tal, realmente no me quita el sueño.
      El insulto es el ataque fácil y gratuito cuando no hay argumentos para discutir
      Un abrazo!

  2. Llevas mucha razón en el artículo. Creo que no hay ciudadanos de primera o de segunda. Creo que todos somos ciudadanos del mundo y que cada uno tiene y debe adaptarse a las circunstancias personales que la vida nos trae, circunstancias que nos proveen de experiencias que nos hacen ser únicos. Creo, también, que el origen de cada uno o la afinidad sexual no deben ser una excusa para relegar a alguién por detrás de nadie. Todos juntos construimos la sociedad a la que pertenecemos y la sociedad se enriquece, a su vez, con cada uno de nosotros. Aprovecho para felicitarte por el estupendo blog que tienes. Un saludo.

    • Muchas gracias!
      Realmente lo que el post busca/buscaba, es un poco que los que están a un lado o al otro de la historia, vean que no tiene ningun sentido esa des-clasificacion de gente por raza, credo u orientación sexual
      No me cómo, pero tambien intenté mezclarlo con el mundo de los viajes, no se si queda natural o no, pero ya ves…de eso que te pones a escribir y lo sueltas todo

      Muchas gracias otra ve, y suerte tb en tu andanza blogger!

  3. Muy buena reflexión Diego. Al ser inmigrante habría que añadirle los años que pierdes en poder integrarte allá donde vayas, adaptarte a las nuevas situaciones que se te presentan (que no siempre son las más idóneas) incluso a modelar tu mente para que no duela tanto. No son excluyentes el hecho de ser inmigrante y viajero. Más bien, te ayuda aún más; te conviertes en ciudadano del mundo …. Un saludo viajero.

    • Es verdad, pero incluso eso puede pasar cambiando de un pueblo a una metrópoli dentro del mismo país…ese período de adaptacion que en algunos sitios es mas facil y en otros, practicamente imposible
      Un besote viajera!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s