Aurora Boreal: La danza del cielo

Uno de los puntos más importantes de mi lista de cosas por hacer antes de morir, era presenciar ese fenómeno atmosférico y electromagnético que hace tener en el cielo uno de los espectáculos más bellos de la naturaleza. Las auroras boreales

Qué es la aurora boreal

Las auroras boreales son el espectro visible que provocan los electrones provenientes de los vientos solares (en tormentas solares), al chocar con la magnetosfera
Estas tormentas geomagnéticas van de una escala (Kp) del 1 al 9. Tormentas sobre el 5 ya te aseguran un espectáculo en el cielo

tormentas-geomagneticas-aurora

Cuándo ver la aurora boreal

Las auroras boreales suceden durante todo el año, simplemente que la visibilidad es posible cuando las noches son cerradas, y eso sucede desde fines de septiembre hasta marzo

Dónde ver la aurora boreal

Salvo ocasiones muy concretas, las auroras boreales son vistas en latitudes  altas, en concreto Islandia, Noruega, Suecia y Finlandia, aunque no son pocas las veces que se han avistado en Escocia, Dinamarca, Irlanda y Países Bálticos, pero como hemos visto antes, mientras más fuertes sean, más posibilidades hay de verlas en latitudes más bajas

Cómo ver la aurora boreal

Para observar las auroras boreales se deben cumplir varios requisitos, ellos son:

  • Debe ser una noche despejada: Si hay nubes, olvídate
  • Aléjate de núcleos urbanos: Mientras más oscuro sea, mejor visibilidad tendrás, y mejores fotos sacarás.
  • Usa apps: Existen muchas apps que te permiten saber si habrá o no una aurora visible. de hecho algunas tienen la posibilidad de avisarte con una alarma cuando la fuerza de la tormenta electromagnética será suficientemente alta como para tener posibilidades altas de apreciar una aurora
  • Disfruta: Es un espectáculo tan bello y a su vez con tanta dificultad para verlo (condiciones de clima óptimas, desplazamiento a latitudes altas…) que si bien te interese tener tu propia foto del momento, creo que lo mejor es tener esa imagen en tu retina y en tu corazón

Mi búsqueda de la aurora boreal

3 fueron los días que tuve la suerte de apreciarlas, y creo que no hay palabras que puedan transmitir esa sensación, la cual intentaré compartir con todos los que me estáis leyendo.

Día 1 “Eso no es una nube”:
Saliendo de Reykjavik, ya entrando en la zona de Borgarnes, una sensación de “a ver si vemos algo” nos invadía a todos los del coche, que, por el frío que hacía, iba con las ventanas subidas y no se podía apreciar el cielo con claridad… hasta entonces…

DSC_0023_640x426
Tenues líneas de un color indefinido comenzaron a aparecer en el horizonte hasta que cuando intentamos buscar dónde aparcar y mirar hacia el cielo, una literal explosión de color verde apareció ante nuestros ojos…

DSC_0020_640x426

Momento en el que no sabes si sacar la foto o quedarte quieto deseando que aquello no acabase nunca…DSC_0019_640x426

Día 2 “Te estoy esperando”
La noche siguiente tuvimos mayores ganas de cazar auroras, sobretodo porque habíamos acampado bajo un atardecer totalmente despejado, lo cual seguro nos daría una sorpresa.

El frío de acampar cerca de Godafoss se notaba en el aire y en el suelo, y los 4 estábamos con creo que todas las capas posibles puestas esperando el momento, aunque Vito y Domenika lo hicieron desde el coche, Nico y yo aguantamos por que teníamos esa sensación de “allí”, hay algo.

DSC_0105_640x426
Sin viento, el trípode aguantaba todo lo que quería, por lo que sólo había que empezar a disparar hacia donde nos daba la sensación de “humo raro”, y que si bien comenzó muy débil, luego nos dimos cuenta que teníamos el fenómeno en frente de nuestras narices.

DSC_0119_640x426

Al poco rato, comenzó a nublarse, pero la intensidad de la aurora aumentaba por lo que el contraste del color con lo negro de las nubes hacía que fuera una imagen más bella , si cabe.

Día 3 ” De un brinco de la cama a la calle”
Penúltima noche, cielos nublados, bastante frío… así que el plan eran unas cervezas en la zona común del hostal y poco más, además el viento hacía que el sacar fotos fuera complicado, y las previsiones no eran alentadoras.

DSC_0485 (Copy)

De pronto, alguien de los pasillos comienza a gritar, y sí, estaba sucediendo otra vez, pero fue tan inesperado que ni trípode ni nada, vestirse y salir a la calle, que por desgracia, tenía mucha iluminación al tener justo un parking en frente.

DSC_0483 (Copy)

No duró mucho el espectáculo, y fue la “peor” visualización de todas, entre las prisas y todo, y obviamente por lo mismo, las fotos no reflejan la realidad, pero oye, que ahí estuvieron, y ahí estuve yo para verlas.

DSC_0482 (Copy)

Ojalá no sea la última vez que pueda ver algo así, claro que me gustaría ver una tormenta nivel 9 con cielos despejados, pero creo que debo ser agradecido por lo visto y vivido durante esos 15 días en la Tierra de Fuego y Hielo

7 comentarios

    • El que algo quiere, algo le cuesta, y seguro tendrás auroras si pasas algo de frío
      A los 2 días de volver hubo una tormenta nivel 9, que es la reostia….no veas que rabia! pero bueno, vi hasta nivel 5 que no me puedo quejar
      Besos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s