Trollsteinen. Svalbard y su troll de roca

No contento con mi trekking por Foxfonna y con la Aurora boreal de la noche anterior, me despertaba con la luz del amanecer entrando por la ventana, y con un nuevo recorrido por delante. El Trollsteinen

Trekking a Trollsteinen

Noruega, y en general todos los países nórdicos, tienen leyendas sobre trolls, y esta excursión a la “Roca del Troll” cuenta que uno de estos seres no tuvo mejor idea que salir de su cueva a explorar, sin darse cuenta que el amanecer le pillaría en medio de su excursión por lo que el sol le convirtió en roca.

Nuevamente después de un buen desayuno y ponerme todas las capas necesarias, nuestra guía Vito nos recogió a todos los integrantes de la excursión, llevarnos a la oficina de Svalbard Wildfile Expeditions para recoger todo el material necesario para nuestra ruta y empezar el camino.

Volvimos a coger el coche y aparcamos casi en frente de mi alojamiento, en Nybyen. Ahí se iniciaba la excursión, a la sombra del Sarcofagen, la cual quizás fue la parte más dura de todo el trekking ya que la pendiente era importante, pero nuevamente la adrenalina me hizo ir muy bien, de hecho tan bien, que a los pocos minutos ya algunas capas me sobraban

Uno de los del grupo, un chico Hindú, empezó a pasarlo mal, ya que inició el ascenso muy rápido, quizás demasiado ya que a mitad de la subida ya él junto con el guía se quedaron bastante atrás, y de hecho hubo varios momentos en que pensé que el chico se regresaría. Por suerte el ascenso fue corto y la primera parada, un iglú, estuvo perfecta para poder recuperar el aliento.

El camino luego fue bastante llano, íbamos sobre el glaciar Lars, una gran explanada blanca que debo decir que me emocionó tanto como las vistas del trekking del día anterior

El último tramo, si bien era bastante empinado, se hizo fácil y rápido, aunque en algún momento nos hundíamos en la nieve hasta las rodillas, pero el ya ver a pocos metros al troll, pues nos hacía sacar fuerzas

Cuando llegamos al Troll volví a tener esa sensación de inmensidad y de vulnerabilidad del día anterior. Ayudamos a Vito a cavar en la nieve y prepararnos para comer con unas vistas impresionantes y sin ningún ruido de fondo. Ni viento, ni animales, sólo nuestra respiración, la cual incluso tratamos de silenciar al máximo para disfrutar del ensordecedor ruido del silencio.

Al subir hasta el Troll tuvimos algún que otro percance ya que era una zona algo difícil de acceso, sobretodo por el tema de vértigo, que no lo tengo, o eso creo.,, Me puedo asomar a un balcón muy alto sin problemas o saltar en paracaídas, pero caminar por un acantilado nevado, pues quieras que no te da algo de respeto. Más aún cuando ese acantilado es cuesta abajo y sientes que te vas a escurrir glaciar abajo.

Nuevamente el azul intenso se fue convirtiendo en morado/violeta/rosa, momento en el cual ya estábamos cerca de nuestra última parada: La cueva de hielo, y la verdad es que fue impresionante recorrerla no sólo caminando, sino que también reptando por sus rincones ya que a veces para pasar de una cámara a otra, no había más opción que pasar arrastrándonos por la nieve.

Enormes estalactitas de hielo nos daban la bienvenida, al igual que los cristales de hielo con esa preciosa forma hexagonal que reflejaban la luz de nuestros frontales, dando la apariencia de andar por una cueva iluminada por miles de estrellas, o luciérnagas o diamantes.

Al salir de la cueva comenzamos nuestro descenso por el mismo camino que subimos. Esas últimas horas fueron de auténtico dolor en las manos, ya que para ponerme y quitarme los crampones, tuve que quitarme los guantes, y esos pocos segundos fueron suficientes para saber que mi punto débil son las manos.

Si alguien me quiere mandar guantes térmicos impermeables, se los agradeceré.

 

 

2 comments

    1. Hola! Pues para mi gusto, sí.
      Ahora en las fechas que viajas no sé si estará aún activo ese trekking, (creo que lo estará)
      Yo quería sentir el frío y la inmensidad de la naturaleza, y tomando en cuenta que el tema de motos de nieve no pude hacerlo por no tener carnet, tuve que mirar todas las opciones.
      ahora, no sé si en tu caso se metan en la cueva de hielo ya que puede estar descongelándose

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.